CORONAVIRUS

La sanidad encara con prudencia su propia desescalada

La sanidad encara con prudencia su propia desescalada
Archivo
Archivo  

Ingesa se prepara para la nueva normalidad, aunque seguirá haciéndolo muy poco a poco, desarrollando su propia desescalada. Así lo ha adelantado el director territorial de Ingesa, Jesús Lopera, aunque no ha dado plazos de este proceso de reapertura a la normalidad.

Lopera ha recordado que buen aparte del rastreo y atención domiciliaria de los pacientes Covid-19 ha descansado en la Atención Primaria, que está también participando de manera activa en el estudio de seroprevalencia, al tiempo que mantenía activas las consultas urgentes y las operaciones preferentes.

Así pues, los médicos de atención primaria reabren sus agendas, pero, insiste Lopera, “no tenemos excesiva prisa, todavía estamos en entrando en la fase 2”. Ingesa recuerda que tanto los centros de salud como el Hospital Universitario cuentan con un circuito diferenciado par apacientes respiratorios, aunque, subraya, aquellas personas que crean tener síntomas de coronavirus deben evitar acudir al centro de salud o a Urgencias y llamar aloes teléfonos habilitados para casos de Covid-19.

La sanidad encara con prudencia su propia desescalada