Campañas contra el tabaquismo para niños desde los diez años


Campañas contra el tabaquismo para niños desde los diez años

- El programa ‘Clase sin humo’ de la Consejería de Sanidad cumple diez ediciones concienciando y previniendo a los adolescentes fumadores y a sus familias

- La consejera alerta del inicio cada vez más temprano de algunas adicciones, especialmente el tabaco

La adolescencia llega antes y con ella llegan también vicios y adicciones que pueden convertirse en un serio problema. Quizá su hijo o su hija no fumen aún, pero es entre los diez y los doce años cuando se empieza a “coquetear” con el tabaco, alerta Adela Nieto, consejera de Sanidad que hoy ha asistido a la clausura del programa ‘Clase sin humo’ en la que han participado más de 1.500 alumnos de ocho centros escolares y que se ha clausurado con una fiesta-gymkana en el Pabellón de la Libertad.

El IES Luis de Camoens y el Clara Campoamor han sido los dos centros educativos vencedores en las diferentes categorías de la prueba y la clase de 1º B del IES Siete Colinas ha sido la elegida, por sorteo, para disfrutar este verano de un campamento de multiaventura.

Clase sin Humo es una iniciativa, nacida en Finlandia en 1989 y que lleva desarrollándose en Ceuta desde hace una década con el objetivo de concienciar a los chavales, especialmente con los chavales de primero y segundo de secundaria, porque “por desgracia la edad es cada vez más temprana”, lamenta Adela Nieto. “Lo que queremos es obtener un compromiso en los colegios por un lado como clase y por otro lado de un compromiso personal a no fumar durante seis meses”, explica apuntando que, además, se ha registrado un aumento de las chicas que empiezan a fumar, antes incluso que sus compañeros. “No debemos olvidar que el tabaco es la primera causa de fallecimiento y entendemos que debemos empezar a convencer desde la adolescencia, también en su ámbito familiar”.

Pero este martes 17 de mayo, en plena clausura de la campaña, el programa es más festivo que educativo, la algarabía en el Pabellón La Libertad roza el estruendo, la música suena a todo trapo y un animador dirige una enorme ola por el gradería desde el que gritan, bailan y aplauden los 1.500 chavales participantes. Instante en el que entran la consejera y el presidente Juan Vivas entre vítores, aplausos y gritos que hacen pensar más en un ídolo pop que en un alcalde. El presidente saludó uno a uno a todos los colegios participantes, se retrató con ellos, se hizo selfies con los alumnos que se lo pidieron y tan solo le faltó firmar autógrafos.

Campañas contra el tabaquismo para niños desde los diez años