Ceuta aspira a tener una Unidad de Ictus para hacer frente a la enfermedad más mortal en mujeres


Ceuta aspira a tener una Unidad de Ictus para hacer frente a la enfermedad más mortal en mujeres

-Al delegado le hacen las pruebas de detección precoz: “Hay delegado para rato”, le dice el médico, “eso en la salud, otra cosa es en la política”, contesta González

- Cada año en Ceuta se dan entre 150 y 200 casos nuevos

El Ingesa ha apostado este martes por la promoción de la salud poblacional dedicando esfuerzos y recursos a divulgar la importancia de la prevención, en este caso concreto, para luchar contra el Ictus, un fenómeno que es la principal causa de muerte en todo el mundo occidental entre las mujeres, la segunda entre los hombres y la primera, en términos generales, de discapacidad, según ha explicado el neurólogo de Ingesa, Rafael Merino.

Así en el recibidor del Hospital Universitario de Ceuta, frente al mostrador de información, se ha instalado una especie de consulta exprés para que todo el que quisiera pudiera someterse a las pruebas específicas para detectar algún posible riesgo. La oportunidad la justificaba la celebración del Día Mundial del ictus 2013.

Por ahí ha pasado el delegado del Gobierno, que ha acudido a apoyar el evento, “una encerrona” como el lo ha calificado, pero que habida cuenta de los resultados “magníficos”, según sus propias palabras, le generó satisfacción propia y vaticinó que también ajena: “mi mujer se va a poner muy contenta”, chascarrilleó con los médicos y los cargos directos de Ingesa presentes.

Antes, al delegado le han mirado la circulación arterial en el cuello, las carótidas que van hacia el cerebro y la propia cerebral mediante un ‘doppler’, una prueba con cierta similitud en el procedimiento a la ecografía. Todo dio bien, y la sanitaria bromeó: “hay delegado para rato”; “eso en la salud, en lo político es otro tema”, devolvió el delegado.

“Un ictus es algo grave que deteriora la calidad de vida absolutamente”, aseveró el delegado después de las pruebas. En España se producen cada años entre 120.000 y 130.000 casos nuevos, en Ceuta, según Merino entre 150 y 200.

Pautas para prevenir

Las máquinas que han llevado hoy hasta el hall del hospital dotaban de espectacularidad al asunto y hacían de reclamo. Pruebas inmediatas que vía consulta pueden requerir tiempos de espera, citas previas y el habitual protocolo administrativo con la paciencia que requiere.

Pero para su prevención la cosa es más sencilla. “Hay factores de riesgo”, ha explicado Merino. Son los habituales de las enfermedades cardiovasculares: hipertensión arterial, colesterol alto, otras enfermedades cardiacas o de la circulación o los sospechosos más habituales, los diabéticos.

Pruebas propias de las consultas de Atención Primaria que es como casi siempre donde se debe llevar a cabo la mayor labor de prevención, con o sin saturación de los centros de salud. A los que presenten factores de riesgos les espera una vigilancia más frecuente de esos indicadores, según ha explicado Merino.

Y es que según reza el díptico que se distribuía “si se controlan los factores de riesgo se puede evitar hasta el 80 por ciento de los casos de ictus”. Y para eso lo mejor es lo de casi siempre en estos casos: dietas ricas y saludables, bajas en sal y grasas, ejercicio moderado; mantener a raya y controlar el peso, la presión arterial, el colesterol y el azúcar; Nada de tabaco, poco alcohol y controlarse el pulso regularmente y ante palpitaciones fuertes y rápidas, si no se ha realizado actividad física o esfuerzo previo alguno se recomienda acudir al médico.

Protocolo

Ceuta y Melilla, el denominado territorio Ingesa, llevará a cabo el denominado Código Ictus, un protocolo que garantizará atenciones y seguimientos iguales a los del resto de España y dará pautas claras y precisas a los profesionales para atender los posibles casos que se presenten de la enfermedad desde las primeras sospechas extra hospitalarias hasta la UCI o la Unidad de Íctus si la hubiera pasando por el servicio de Urgencias.

Una buena noticia a juzgar por la intensidad con la que la ha explicado el propio Merino, si bien la aspiración es la de contar con una Unidad de Ictus propia. Algo raro aún. En Andalucía para 8 millones de usuarios del sistema de Salud sólo se cuenta con dos Unidades de Ictus, según ha explicado Merino, si bien “Ingesa está trabajando en ello”.

Ceuta aspira a tener una Unidad de Ictus para hacer frente a la enfermedad más mortal en mujeres