BARÓMETRO SANITARIO

Los ceutíes ponen nota a la sanidad pública

Los ceutíes ponen nota a la sanidad pública
Una doctora recorre uno de los pasillos del área de radiología del Hospital Universitario
Una doctora recorre uno de los pasillos del área de radiología del Hospital Universitario  

Los usuarios de los diferentes servicios sanitarios del Sistema Nacional de Salud se muestran satisfechos de la atención recibida, también los ceutíes, aunque en muchos casos prefieran la sanidad privada. Así se desprende del Barómetro Sanitario realizado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Los ceutíes tienen muy claro cuáles son las áreas de mayor interés para los ciudadanos: la Sanidad, el trabajo  y la educación, por este orden. Y al menos del primero no tienen queja aparentemente. El 43 por ciento de los ceutíes cree que el sistema sanitario funciona bien, aunque son necesarios algunos cambios, según se deduce del Barómetro Sanitario realizado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas. Para el 31,7 por ciento de los ceutíes, en general, el sistema sanitario funciona bastante bien y un 19,5 cree que  necesita cambios fundamentales, aunque algunas cosas funcionan. Un nivel de razonable satisfacción que conjuga con la media nacional. La satisfacción media con el sistema sanitario es de 6,57 puntos sobre 10 y en el caso de Atención Primaria, está por encima de los 7 puntos.

Tienen claro también los ceutíes cuáles son los problemas: el 79 por ciento señala a las largas listas de espera y el 60 por ciento se lamenta de la masificación de las urgencias de los hospitales. Casi la mitad de los encuestados, el 47 por ciento no está contento del todo con el poco tiempo que dedican los médicos a los pacientes en las consultas, y una cuarta parte discrepa del copago o del trato del personal sanitario.

Rozando el notable

En resumen, la nota media sería un aprobado más que digno, rozando casi el notable. Casi ocho de cada diez ceutíes consultados dieron una nota por encima del cinco, concentrándose la mayoría de las puntuaciones entre el 6 y el 7.

Mejor la sanidad privada

Pero, pese a la buena puntuación de los usuarios, la gran mayoría, en caso de necesitarlo, se decantaría por la sanidad privada.  Tanto en casos de pediatría, como de urgencias o para el médico de cabecera, si pudiera elegir, un 60 por ciento elegiría una consulta de un seguro médico privado. Si es una urgencia médica, por ejemplo, su hijo tiene fiebre muy alta o usted tiene un dolor en el pecho, en el 60  por ciento elige la sanidad privada; si es un síntoma que le preocupa pero no es ni urgente ni grave, el porcentaje que elige el seguro privado sube al 77 por ciento.

Eso sí, si se trata de un tratamiento para una enfermedad grave o compleja, por ejemplo, un cáncer, una operación de cadera… En este caso la proporción cambia y la balanza se inclina hacia la sanidad pública en más de la mitad de los encuestados.

Y eso que el la sanidad pública, lo que conocemos como Seguridad Social, es el seguro médico del 72,9 de los ceutíes, mientras que las mutualidades del Estado (MUFACE, ISFAS, MUGEJU) con atención por la sanidad pública alcanzan a un 7,8 de la población y las mutualidades del Estado (MUFACE, ISFAS, MUGEJU) con atención por la sanidad privada, al  18 por ciento. Solo el 7,9 tiene un seguro médico privado, concertado individualmente (sociedades médicas, Colegios Profesionales, etc.)

Las dos principales razones por las que contrataron un seguro privado, teniendo ya un seguro público, según el Barómetro del Ministerio son porque atienden con más rapidez que en la pública o porque necesita algún servicio o atención que no está incluido en los servicios públicos (por ejemplo, atención dental)

Los ceutíes otorgan también un notable alto en Atención Primaria (consultas de médicos/as de cabecera y pediatría) en centros de salud. El 31 por ciento le pone un 8 y más de la mitad puso una nota por encima del cinco. Baja la nota en el caso de la atención especializada (consultas de especialistas en centros públicos). El 54 por ciento dio una nota entre el 4 y el 7. Urgencias logra un aprobado justo, si lo logra, con la gran mayoría de las notas se agrupa entre el 3 y el 5.

Pese a todo, quizá en un ejercicio de amor incondicional a la patria chica, el 56 por ciento cree que los servicios sanitarios de Ceuta son mejores que en otras comunidades autónomas distintas a la suya. Un 29,9 cree en cambio que son peores.

Tres de cada cuatro vecinos de Ceuta fuero al médico en los últimos doce meses para una verdadera consulta, es decir, no para pedir una cita, hacerse una radiografía, un análisis u otra prueba, ni para acompañar a otra persona. Una tercera parte de ellos fue una o dos veces al año, un 16 por ciento fue tres o cuatro veces en todo el año y hasta un 28 por ciento fue cinco veces o más.

La gran mayoría se llevó una buena impresión de su consulta. El trato y la atención fueron correctos y no esperaron demasiado, solo un 30 por ciento lo lamenta en la encuesta. Eso sí, ocho de cada diez echaron de menos el doctor les prestara más atención a ellos y menos al ordenador.