COVID-19

El Coronavirus convierte el CETI en un CIE

El Coronavirus convierte el CETI en un CIE
Archivo.
Archivo.  

La declaración de estado de alarma y la restricción de la libertad de movimientos ha convertido al CETI en un CIE. De Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes ha pasado a ser, a la fuerza, Centro de Internamiento de Emigrantes, obligados por las circunstancias, con las personas migrantes confinadas en las instalaciones del CETI.


Según explican fuentes del centro, solo mantienen el servicio el comedor, la vigilancia y la limpieza, todos servicios externalizados, mientras personal de oficinas y el resto de funcionarios permanecen en sus domicilios. El CETI mantiene las restricciones de contacto social en las instalaciones, especialmente en el horario de comedor y, salvo algún “agobio” de los residentes por la limitación de movimientos, “ningún problema”, señalan fuentes de la plantilla que aún sigue trabajando.

A principios de marzo, el número de migrantes albergado en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes era de 637 foráneos acogidos, 255 de origen subsahariano, 207 súbditos argelinos y el resto de distintas nacionalidades de otras partes del mundo, lo q    1ue supone un centenar de residentes por encima de su capacidad máxima operativa, fijada en 520 plazas, ello pese a que las entradas se han reducido drásticamente.

Según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno, el equipamiento de El Jaral ha comenzado marzo con 637 foráneos acogidos, 255 de origen subsahariano, 207 súbditos argelinos y el resto de distintas nacionalidades de otras partes del mundo.

El Coronavirus convierte el CETI en un CIE