CORONAVIRUS

Cruz Roja sigue sumando voluntarios y rebasa ya las 10.000 acciones en la lucha contra el COVID19

Cruz Roja sigue sumando voluntarios y rebasa ya las 10.000 acciones en la lucha contra el COVID19
Sede de Cruz Roja una de las primeras noches del Estado de Alarma./archivo
Sede de Cruz Roja una de las primeras noches del Estado de Alarma./archivo  

Cruz Roja Ceuta ha actualizado su balance en datos en el despliegue que está llevando a cabo para contribuir a la lucha contra la pandemia. La oenegé se ha desplegado en Ceuta durante la última semana con más voluntarios y suma ya más de 10.000 acciones desde comenzó la crisis para ayudar a combatir la pandemia por el COVID19.

La entidad moviliza ya a 222 voluntarios, 39 nuevas altas, y pone en juego cada día a unos 80 de ellos para trabajar en las diferentes acciones asistenciales o informativas que está llevando a cabo en la ciudad. Los voluntarios son parte fundamental de esta lucha y sobre quienes recae el esfuerzo, tanto que 53 ya han solicitado “apoyo psicológico y ventilación emocional” a los propios psicólogos de la entidad para echar fuera la carga acumulada por las duras jornadas.

El teléfono de atención gratuita para resolver dudas sobre el coronavirus, el 900 720 692, que sigue operativo las 24 horas al día y que atienden los voluntarios de la entidad ha recibido un total de 1.947 llamadas desde que se puso en marcha. En los últimos 7 días 207 llamadas, en lo que supone “una bajada considerable del número de llamadas”, como reseña la propia entidad.

El Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias de Apoyo Psicosocial al que se le puede solicitar asistencia en ese mismo número contra el coronavirus ha atendido a 11 personas desde que comenzó a prestar el servicio, 2 en la última semana.

A su vez, Cruz Roja Ceuta está llamando a sus usuarios unos 1.000 en distintos servicios como el Centro de Alzheimer, Ocio o Teleasistencia. Las llamadas son el modo de realizar un seguimiento a estos usuarios para no dejar pasar las necesidades que pudieran tener y llevar acciones a cabo para cubrirlas, como por ejemplo comprarles comida o medicinas. Cruz Roja ha realizado desde el inicio de la crisis 729 actuaciones para llevar prestaciones básicas a 335 usuarios. A eso suma labores de acompañamiento social a trámites y gestiones o asistencia en domicilio, 1.423 intervenciones para ayudar a 791 personas.

La oenegé se encarga también de cubrir las necesidades básicas a las personas que han dado positivo y se encuentran pasando el aislamiento severo en soledad: 85 prestaciones a 17 usuarios. Entre esas prestaciones está la de recoger la basura para tirársela.

La entidad sigue atendiendo a sus vendedores de cupón, unas 300 familias que se han quedado sin sustento por la crisis y el cierre de todas las loterías. Lo ha hecho con cheques de 50 y 100 euros para comida y el reparto de 200 barras de pan, pañales, leche infantil y toallitas de bebé. Esta próxima semana recibirán un nuevo cheque de 100 euros y más material básico que incluirá bombonas de butato. La solidaridad brota en los momentos difíciles y algunos familiares del centro de Día de Cruz Roja han optado por donar la mensualidad del mismo, que no se iba ac obrar a este personal de la oenegé.

Donaciones como esa o las que llegan por la campaña habilitada por la Facultad de Educación, Economía y Tecnología están sirviendo para ayudar en un momento crítico a estas 300 familias.

Esta pasada semana los voluntarios de Cruz Roja han realizado 63 extracciones de muestras en acompañamiento a los equipos de Servicio de Urgencias de Atención Primaria, en total desde que comenzó la crisis 268 actuaciones de este tipo.

Los voluntarios de Cruz Roja siguen realizando otras labores como la toma de temperatura a todo aquel que traspase la puerta de un centro de salud, 6.400 en total, unas 350 diarias.

De los voluntarios que está desplegando Cruz Roja tiene encomendados a entre 40 y 50 entre técnicos y voluntariado a atender los albergues habilitados por la Ciudad en Santa Amelia y la Libertad para transfronterizos.

La entidad esta última semana se ha volcado además con sus socios mayores de 60 años a los que se les ha hecho un barrido telefónico para conocer su situación por si pudieran necesitar ayuda de algún tipo.

Y aunque su sede en la Marina está cerrada al público, en horario de 8 a 11 y de 15 a 19 se deja abierta la ventana junto a la puerta para que las fuerzas y cuerpos de seguridad que están en servicio puedan tomar bebidas calientes.

Y si Cruz Roja ayuda, a la entidad también la ayudan, además de con las donaciones de particulares y empresas, lo ha hecho la Facultad, por ejemplo, con la campaña para donar a las 300 familias que vivían de vender el cupón o también a las gestiones que han posibilitado que se habilite la pista de pádel como punto limpio y que sus voluntarios puedan usar sus vestuarios para ducharse antes de irse a casa y así llegar limpios. Igualmente el Instituto de Educación Secundaria Abyla les ha cedido todo el material sanitario del que disponía. El Club de Rotarios ha donado Equipos de Protección Individual y también ha colaborado Almacenes San Pablo.

Poco a poco y a medida que avanza la crisis también se van perfeccionando algunos procedimientos. El acuerdo alcanzado en el ámbito nacional con el Colegio de Farmacéuticos permite ahora a los aislados  y otros enfermos llamar a su farmacia de referencia para comprar medicamentos que posteriormente son entregados en el domicilio por los propios voluntarios de Cruz Roja.

Cruz Roja sigue sumando voluntarios y rebasa ya las 10.000 acciones en la lucha contra el COVID19