CORONAVIRUS

Si debe guardar aislamiento, o convivir con alguien con positivo, siga estas instrucciones

Si debe guardar aislamiento, o convivir con alguien con positivo, siga estas instrucciones
Dos hombres con mascarilla esperan al ferry este domingo.
Dos hombres con mascarilla esperan al ferry este domingo.  

La Consejería de Sanidad ha elaborado una guía para aquellas personas que, bien por haber contraído el virus, bien por haber estado en las zonas de riesgo de contagio deben permanecer en aislamiento 14 días.

El periodo de aislamiento ha de ser siempre en ausencia de convivientes con condiciones de salud que supongan una vulnerabilidad, como personas con edad avanzada, diversidad funcional, enfermedades crónicas, inmunodeprimidas o embarazadas. Tanto la persona en aislamiento como sus convivientes deben ser capaces de comprender y aplicar de forma correcta y consistente las medidas básicas de higiene, prevención y control de la infección. 

La persona en aislamiento deberá permanecer preferiblemente en una estancia o habitación de uso individual o, en caso de que esto no sea posible, en un lugar en el que se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros con el resto de los convivientes. La puerta de la habitación deberá permanecer cerrada. En caso de que sea imprescindible ir a las zonas comunes del domicilio deberá utilizar mascarilla quirúrgica y realizar higiene de manos al salir de la habitación. Se mantendrán bien ventiladas las zonas comunes. 

La estancia o habitación deberá tener una ventilación adecuada directa a la calle. No deben existir corrientes forzadas de aire provenientes de sistemas de calor o refrigeración. 

Deberá disponer de un baño para uso exclusivo para su uso, o en su defecto, deberá ser limpiado con lejía doméstica tras cada uso. 

Sería importante que pudiese disponer de teléfono para poder comunicarse sin necesidad de salir de la habitación. 

En el interior de la estancia o habitación deberá colocarse un cubo de basura, con tapa de apertura de pedal, y en su interior una bolsa de plástico que cierre herméticamente para los residuos. 

Se recomienda disponer utensilios de aseo de uso individual y de productos para la higiene de manos como jabón o solución hidroalcohólica. 

Las toallas deberán cambiarse periódicamente siempre que se encuentren húmedas. 

La persona en aislamiento deberá seguir en todo momento las medidas de higiene respiratoria: cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con pañuelos desechables o el codo flexionado, lavándose las manos inmediatamente después. 

La persona en aislamiento no deberá recibir visitas durante el periodo de aislamiento. 

Se recomienda disponer de un registro de entrada y salida diario de personas que accedan a la habitación. 

Medidas de protección de los convivientes

Los miembros de la familia deben permanecer en una habitación diferente, teniendo el mínimo contacto con la persona aislada. Evitar el contacto directo con los fluidos corporales, especialmente los orales o secreciones respiratorias, y heces. No se deben compartir objetos de uso personal tal como cepillos de dientes, vasos, platos, cubiertos, toallas, etc. 

La persona aislada debe permanecer en una estancia o habitación de uso individual con la puerta cerrada hasta la finalización del aislamiento. En caso de que sea imprescindible ir a las zonas comunes del domicilio deberá utilizar mascarilla quirúrgica y realizar higiene de manos al salir de la habitación. Se mantendrán bien ventiladas las zonas comunes. 

La persona aislada debe lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar o manipular pañuelos que haya usado para cubrirse al toser. También puede utilizar soluciones hidroalcohólicas si las tuviera disponibles. 

Todos los convivientes deben lavarse las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica después de cualquier contacto con el enfermo o su entorno inmediato. 

Si la persona aislada es una madre lactante, debe llevar una mascarilla cuando esté cerca de su bebé y realizar una cuidadosa higiene de manos antes del contacto cercano con el bebé. 

Se informará a los miembros de la familia y convivientes de que, si la persona aislada es un caso en investigación y se convierte en un caso confirmado, serán considerados contactos. 

Los miembros de la familia, convivientes y personas encargadas de los cuidados realizarán auto vigilancia de la aparición de síntomas de infección respiratoria aguda como fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar; consultando con los servicios de salud si éstos aparecieran. 

Medidas de protección específicas para cuidadores 

Se ha de procurar que sea una única persona la que proporcione atención  a la persona aislada: 

La persona aislada llevará una mascarilla quirúrgica mientras el cuidador permanezca cerca de él. 

La persona que realice los cuidados no debe tener factores de riesgo de complicaciones para el COVID-19: enfermedades crónicas cardíacas, pulmonares, renales, inmunodepresión, diabetes o embarazo. 

Deberá extremar las medidas de precaución cada vez que entre en contacto con el caso o con sus fluidos (sangre, heces, orina, vómitos, saliva…) para lo cual deberá llevar idealmente: 

Mascarilla quirúrgica. No hay que tocar ni manipular la mascarilla mientras se lleve puesta. Si se moja o se mancha de secreciones, se cambiará de inmediato. Se desechará después de su uso en un contenedor de residuos con tapa y se realizará higiene de manos. 

Guantes desechables. Se utilizarán para cualquier contacto con las      secreciones  del enfermo y tras su uso se desecharán y se lavará inmediatamente las manos. 

Deberá lavarse de manos frecuente con agua y jabón o solución hidroalcohólica después de cualquier contacto con el aislado o su entorno inmediato. 

Manejo de residuos en el domicilio 

Lavar la ropa de cama, toallas, etc. de las personas enfermas con jabones o detergentes habituales a 60-90 °C y dejar que se seque completamente. Esta ropa deberá colocarse en una bolsa con cierre hermético hasta el momento de lavarla. Evitar sacudir la ropa antes de lavarla. 

El material desechable utilizado por la persona aislada y sus cuidadores (guantes, pañuelos, mascarillas),  y cualquier otro residuo de la persona aislada, se eliminará en el cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura. La bolsa de plástico debe tener cierre hermético y cerrarse antes de sacarse de la habitación. 

La bolsa con los residuos podrá descartarse con el resto de los residuos domésticos siempre que estén introducidos en una bolsa cerrada herméticamente. 

Los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios reutilizables se lavarán con agua caliente y jabón o preferiblemente en el lavavajillas. 

Tras el contacto con los residuos siempre se deberá realizar higiene de manos. 

Limpieza de superficies 

Las superficies que se tocan con frecuencia (mesitas de noche, somieres, muebles del dormitorio), las superficies del baño y el inodoro deberán ser limpiadas con material desechable y desinfectadas diariamente con un desinfectante doméstico que contenga lejía a una dilución 1:100 (1 parte de lejía y 99 partes de agua) preparado el mismo día que se va a utilizar. 

La persona encargada de la limpieza deberá protegerse con mascarilla y guantes. 

Tras realizar la limpieza se deberá realizar higiene de manos. 

Si debe guardar aislamiento, o convivir con alguien con positivo, siga estas instrucciones