CORONAVIRUS

El Gobierno restringirá más aún los servicios esenciales este lunes y está dispuesto a comprar 20.000 test rápidos

El Gobierno restringirá más aún los servicios esenciales este lunes y está dispuesto a comprar 20.000 test rápidos
Vivas este domingo.
Vivas este domingo.  

El presidente del Gobierno de la Ciudad, Juan Vivas, ha anunciado este domingo que en la reunión de su Ejecutivo de este lunes se aprobará restringir más aún los servicios esenciales que dependen de la Administración Local. Si bien la reducción aún no está concretada y será este lunes cuando se haga tras escuchar consejería por consejería cuáles son los servicios de los que se pueden prescindir. Vivas ha explicado que la medida se tomará para limitar aún más el movimiento de la población y tratar así de seguir frenando la expansión de la pandemia en la ciudad.

El anuncio lo ha realizado Vivas en su comparecencia de prensa tras la videoconferencia mantenida con Moncloa y el resto de presidentes autonómicos. En su intervención en esa Conferencia de Presidentes telemática, el presidente de la ciudad ha trasladado problemas concretos, un mensaje de refuerzo de ánimo y de fe en nuestro sistema democrático articulado a través de la Constitución y en concreto en la solidaridad y unidad territorial y ha puesto sobre la mesa la necesidad de más recursos económicos para la ciudad por sus singulares características y el fenómeno fronterizo y migratorio.

Además, Vivas ha anunciado también que su Gobierno estudia la compra de kits de test rápidos para la detección del Coronavirus. En concreto y si se confirma el precio unitario recibido en las consultas a proveedores realizadas por Sanidad hasta el momento, el Ejecutivo local podría proceder a la compra de hasta 20.000 test de detección rápida. “Dada la población de Ceuta es un número relevante”, ha apostillado Vivas en su rueda de prensa.

Eso sí lo hará bajo coordinación con Ingesa y el Colegio Oficial de Médicos. “Nos vamos a ofrecer a echar una mano”, ha explicado de manera coloquial Vivas, pero dejando claro que lo que se haga será de acuerdo a las indicaciones de Ingesa que es quien lleva el timón de esta crisis sanitaria.

Y es que en ese sentido, esa es una de las preocupaciones que Vivas ha expuesto en la videoconferencia de este domingo, mientras en la media del conjunto del país se han realizado hasta la fecha 755 test de detección de la enfermedad por cada 100.000 habitantes en Ceuta sólo 100 pruebas. “Es una diferencia muy grande”, ha resumido el presidente que cree que ese dato debe corregirse con la realización de más pruebas en la ciudad: “creo que aquí hay que intensificar de una manera muy notable la realización de pruebas de diagnóstico”.

Así, ha reclamado al Gobierno central que si se pone en marcha el programa para intensificar en todo el territorio la realización de pruebas, Ceuta no debe quedarse al margen y ha ofrecido los recursos de la ciudad para facilitar la realización de esas nuevas pruebas de diagnóstico de un modo que todavía está en estudio, ha explicado.

El Ejecutivo local considera que la falta de realización de estas pruebas podría estar viciando la visión de la evolución de la pandemia en la ciudad. Una situación que no es exclusiva de la ciudad y que genera una preocupación que comparte también Canarias, según ha explicado Vivas.

Caravanas

En lo relativo a las medidas de carácter preventivo para la expansión de la enfermedad en la ciudad, Vivas ha trasladado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presente en la videoconferencia, su preocupación por el tránsito a través de la frontera de las caravanas que vienen procedentes de Marruecos en un goteo constante desde el pasado domingo.

El presidente ha reiterado su petición al ministro de Interior para que el cierre de la frontera sea “absoluto” porque cree que el aislamiento de la ciudad está ofreciendo resultados positivos y quedaría ese fleco por abordar. Así ha manifestado que “lo mejor que podría pasarnos es que no pasaran esas caravanas”.

Pero a la vez ha reconocido que tal vez no haya más remedio que dejarlas pasar, dado que se trata de ciudadanos europeos o españoles que regresan, también empujados por la pandemia a sus hogares en la península o en otros puntos de Europa.

Si impedir el tránsito por la ciudad de estas caravanas es imposible por los acuerdos internacionales (de hecho Delegación ha aclarado este domingo que se hace por petición expresa de la Unión Europea), Vivas sí ha anunciado que habrá cambios en cómo lo vienen haciendo. En concreto la Ciudad quiere dos medidas concretas. La primera que sean controlados sanitariamente nada más cruzar. Sin concretar, lo que siempre se hace en estos casos es tomar la temperatura y ver si presentan síntomas compatibles con el virus (en este sentido Delegación también ha aclarado que ya lo estaban haciendo, incluidas a las mascotas). Lo segundo ya estaba en la mano de la propia Ciudad y se empezará a llevar a cabo mediante la Policía Local que establecerá un acompañamiento desde la frontera al puerto a estos vehículos para evitar que, como ha venido sucediendo hasta ahora, den vueltas por la ciudad.

Más dinero

El resto de la intervención de Vivas ha estado dirigido y encaminado a reclamar al Gobierno central más recursos económicos para la ciudad para poder hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social.

Esa petición ha llegado por dos vías, Vivas ha insistido al Gobierno de la Nación en su petición de los 7,2 millones de euros para atender necesidades de la producción de agua y relacionadas con el hecho fronterizo que en 2019 no llegaron a la ciudad. ¿Cuál es su relación con la crisis sanitaria? Que sin ese dinero transferido el cierre del ejercicio presupuestario de 2019 no arrojará superávit y deja a la Ciudad sin posibilidad de destinarlo, como ha autorizado el Gobierno, a gastos sociales o relacionados con la pandemia.

Esa situación cree el presidente que aún tiene arreglo y espera encontrarlo en una videoconferencia prevista para el próximo martes con la Secretaria de Estado de Hacienda.

Del mismo modo, Vivas ha trasladado que de los 300 millones transferidos desde el Gobierno Central a las Autonomías para la atención social derivada de la crisis, que a Ceuta le correspondían unos 850.000 euros, entre el 70 y el 75 por ciento de esa partida se asignará a “atender contingencias y necesidades relacionadas con la inmigración irregular de transfronterizos. Creemos que ese parámetro tan singular se tendría que haber tenido en cuenta a la hora de repartirlo. No ha sido así. Creemos que el Gobierno de la Nación tiene capacidad para corregir la situación y compensar a la Ciudad de esta capacidad de recursos que tienen que destinarse a la inmigración, para que al igual que ocurre en el resto de España ese dinero vaya destinado a atender necesidades de los residentes”.

En ese sentido, y con los polideportivas Santa Amelia y La Libertad ya completos, Vivas ha pedido a Grande-Marlaska que contemple “la posibilidad de ceder el centro de inserción social del complejo carcelario de Mendizabal, con capacidad para unas 150 personas. Tienen una entrada independiente y puede funcionar de manera autónoma, por tanto estando en la situación en la que estamos ese recursos se debería poner a disposición de las situaciones de emergencia que surgieran”, ha explicado el presidente.

Vivas ha redondeado la petición de más fondos para atender la crisis recordando que los efectos de la crisis sanitaria sobre la economía, que algunos expertos cifran para el conjunto de España en una caída del 10 por ciento del Producto Interior Bruto, en Ceuta vendrán a añadirse a la caída del 40 por ciento de la actividad comercial que ya sufría la ciudad por el bloque del comercio transfonterizo operado por Marruecos desde el pasado otoño.

El Hotel

En cuanto a la movilización de otros recursos, Vivas ha confirmado que dejará abierto el hotel como medida preventiva por si pudiera servir de uso para la hospitalización de los pacientes más leves. El propio presidente ha establecido tres tipos de pacientes en función de la gravedad, los más leves que requirieran aislamiento que podrían tratarse en el hotel, otros en planta en el hospital y los más graves en UCI.

“Es una medida de carácter preventiva y si pudiéramos encontrar otro establecimiento similar para cumplir con esa función también lo haríamos. Una lección de esta crisis es que si uno se anticipa las cosas funcionan mejor”, ha explicado Vivas, aunque no ha concretado en qué condiciones dejará abierto el establecimiento hotelero.

Vivas además ha apelado al “valor y coraje” históricamente demostrado por Ceuta y su población para “resistir” a situaciones duras como la de esta pandemia.

Fe de erratas: En la primera versión de esta información se recogía en el quinto párrafo de la información el dato trasladado por el presidente Vivas de que en Ceuta se había realizado hasta la fecha sólo un test de coronavirus por cada 100.000 habitantes. El error del presidente lo ha matizado el propio Ejecutivo con posterioridad, la cifra correcta es de 100 pruebas por cada 100.000 habitantes. El error esparcido por todos los medios ha obligado, además de la matización del propio Gobierno, a que Ingesa haya salido al paso.