CONCIENCIACIÓN

Un grupo del CC Santa María Micaela gana el certamen 'Clase sin humo', al que han concurrido 1.300 escolares

Un grupo del CC Santa María Micaela gana el certamen 'Clase sin humo', al que han concurrido 1.300 escolares
Un total de 30 clases llegaron a la final, resuelta por sorteo ante notario.
Un total de 30 clases llegaron a la final, resuelta por sorteo ante notario.  

La consejera de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad, Adela Nieto, ha comunicado este martes a la clase ganadora del último certamen escolar 'Clase sin humo' su éxito y su recompensa: un campamento en el Complejo Rural Miguel de Luque con monitores deportivos especialistas en actividades de ocio y tiempo libre durante cuatro días en régimen de pensión completa. Serán los alumnos de 2º de ESO del Colegio Concertado (CC) Santa María Micaela quienes lo disfruten.

El desenlace la víspera del Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora este miércoles, tras conocer el resultado del sorteo ante notario con el que se resolvió la final. A la iniciativa concurrieron 46 clases que suman un total de 1.344 escolares de nueve centros educativos. Por el camino quedaron 16, que fueron eliminadas por no cumplir el compromiso de abstinencia. Todos los finalistas tendrán como recuerdo una camiseta del concurso serigrafiada.

'Clase sin humo' es una acción de la  Consejería de Sanidad, Servicios Sociales, Menores e Igualdad que tiene por objetivos prevenir, o en su caso retrasar la edad de inicio, el consumo de tabaco; promover el abandono de ese vicio entre quienes hayan empezado; y reforzar la norma de no fumar trabajando la decisión y cohesión del grupo al que se pertenece.

De hecho, 'Clase sin humo' lo que hace es reforzar el carácter voluntario de la decisión, en este caso de no fumar; el compromiso de grupo para llegar hasta el final, que tendrá recompensa a modo de estímulo; y la confianza en uno mismo y en los otros.

Para ello, los alumnos participantes lo hacen por clases comprometiéndose a no consumir cigarrillos en seis meses, lo cual verifican técnicos del Plan Integral de Tabaquismo realizando pruebas cooximétricas a los escolares, que si lo solicitan reciben, además, un taller de prevención del consumo de tabaco.

 

De 12 a 14 años, edad crítica

Se trata de estudiantes de primero y segundo de ESO, cuyas edades oscilan entre los 12 y los 14, etapa decisiva para el rechazo o la adopción del hábito de fumar, afirman los expertos. No en vano, datos recientes de la Organización Mundial de la Salud revelan que está disminuyendo la edad de los jóvenes que encienden sus primeros cigarrillos y aumentando la tasa de jóvenes fumadores.

El concurso se desarrolla en la mayoría de países europeos de la Red Europea de Jóvenes y Tabaco (ENYPAT). La Ciudad Autónoma celebró el primer certamen el curso 2005-2006. La evaluación de la competición desde que se generalizó en 1997 –el país pionero fue Finlandia, que lo realizó por primera vez en 1989- ha demostrado su efectividad para prevenir el inicio del tabaquismo en los adolescentes.