COLEGIO DE PSICOLOGÍA

La indisoluble unión entre lo físico y lo psíquico

La indisoluble unión entre lo físico y lo psíquico
Dolores Escalante, decana del COPCE, junto a Javier Celaya, director general de Educación y Claudio Alarcón, psicólogo deportivo.
Dolores Escalante, decana del COPCE, junto a Javier Celaya, director general de Educación y Claudio Alarcón, psicólogo deportivo.  

La psicología española, por acuerdo de los decanos de sus facultades de 1983, erigió a Juan Huarte de San Juan en su patrono y eligió para su festividad el 23 de febrero, día en que salió de la imprenta su revolucionario trabajo ‘Examen de ingenios para las ciencias. Huarte de San Juan es un patrono singular: no es santo y su obra magna fue prohibida por la Santa Inquisición. Pero es que sus méritos no pertenecen al Reino de los Cielos sino al de la Mente. 

Huarte es algo así como el padre de la psicología moderna. Él trazó los rasgos de la psicología evolutiva y de la educación, una mente avanzada que dio también los primeros pasos en la orientación profesional, la antropología o la sociología. Pero sobre todo, fue el primero en subrayar “la indisoluble unión entre lo físico y lo psíquico, que no se pueden entender por separado”, recordaba este lunes la decana del Colegio Oficial de Psicólogos de Ceuta, Dolores Escalante, en la celebración del Día de la Psicología en la Biblioteca Pública del Estado ‘Adolfo Suárez’. Una lección que Huarte de San Juan impartió en el siglo XVI pero que aún no hemos asimilado del todo. “La salud física y la mental aún las atendemos por separado”, observaba Escalante, apuntando que mientras tenemos una cada vez mejor atención médica, la salud mental todavía tiene mucho que avanzar en la sanidad pública. 

Solo tres hospitales en España cuentan con profesionales de la psicología perinatal, faltan unidades de salud mental infarto-juvenil y la atención psicológica en el sistema educativo se limita a la orientación profesional, enumera Dolores Escalante. “Pero orientar no es intervenir”, recuerda la decana del COPCE, subrayando la importancia de una atención psicológica temprana para atajar problemas como las adicciones, el suicidio entre adolescentes o el acoso escolar. O sin llegar al drama: la psicología en el sistema educativo puede ayudar a algo tan sencillo y tantas veces olvidado como “enseñar a gestionar las emociones, un recurso muy importante para adaptarse a la vida”, valora Escalante. 

Desde el Colegio de Psicología de Ceuta (COPCE) insisten en la necesidad de reforzar la atención psicológica en la educación, en la atención primaria o en la tercera edad, “para luchar contra la soledad”, apuntan, subrayando la aportación de la psicología más allá del campo de la salud mental, desde la ya mencionada psicología perinatal a la intervención social, las nuevas tecnologías, la atención en emergencias, la seguridad y el trabajo, o la psicología en el deporte, protagonista de la clase magistral de Claudio Alarcón con la que el COPCE celebró a su patrón.