LA CONFIANZA, "FUNDAMENTAL"

El INGESA alerta de que las agresiones al personal médico y enfermero dinamitan la Sanidad

El INGESA alerta de que las agresiones al personal médico y enfermero dinamitan la Sanidad
Parte de los concentrados ante el Hospital, este jueves.
Parte de los concentrados ante el Hospital, este jueves.  

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) ha dejado patente este jueves a mediodía en la concentración que se ha celebrado ante el Hospital Universitario su "más enérgica respulsa y condena" ante la agresión sufrida ayer por la tarde por un equipo del 061 en un desplazamiento a domicilio. Jesús Lopera ha leído un manifiesto ante las más de cien personas que se han reunido delante del clínico de Loma Colmenar en el que ha pedido "tolerancia cero" frente a estos episodios violentos.

"Nada justifica una agresión al personal sanitario, que hace su trabajo día a día por y para los pacientes y que cumple con su servicio al mil por cien", ha remarcado Lopera, que también ha incidido en que "la Sanidad es uno de los pilares básicos de la sociedad, pero con acciones como éstas empobrecemos este principio básico".

El director territorial ha hecho hincapié en que "la confianza es uno de los elementos fundamentales en la relación paciente-profesional sanitario" y en que, "por ello, la violencia hacia nuestros profesionales atenta gravemente contra la vida del profesional agredido y atenta también contra la Sanidad de Ceuta". "Este acto debe ser condenado y no solo por organizaciones sindicales, colegios profesionales e INGESA, sino por toda la ciudadanía", ha reclamado.

Lopera ha aprovechado para "animar" a los profesionales sanitarios a comunicar cualquier tipo de agresión "física o verbal" en su trabajo porque "lo que no sse denuncia no existe". "Disponemos de protocolos para que la persona que ponga en conocimiento una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales manteniendo siempre el anonimato", ha recordado el máximo responsable del INGESA, que se ha comprometido a "seguir luchando" para "promover una conciencia social positiva hacia los servicios sanitarios como bien público, ya que la labor de sus profesionales es única".

"Debemos hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de cordialidad, confianza y respeto para mejorar las relaciones entre ciudadanos y profesionales sanitarios", ha concluido.