CONFLICTIVIDAD

El INGESA evaluará los protocolos para prevenir agresiones al personal sanitario sin más vigilantes

El INGESA evaluará los protocolos para prevenir agresiones al personal sanitario sin más vigilantes
El director territorial del INGESA, este miércoles, en su despacho.
El director territorial del INGESA, este miércoles, en su despacho.  

Pérez Padilla ve "casual" el incremento de la conflictividad, asegura que el personal de Urgencias atendió "una consulta porhora" durante el año pasado y atribuye a adultos marroquíes sin seguimiento médico previo la elevada morbimortalidad.

El director territorial del INGESA, Fernando Pérez Padilla, considera que el espectacular número de agresiones registrado durante las últimas semanas a personal sanitario (doce solo en febrero, seis físicas, cuando durante todo 2016 hubo 25, dos más allá de lo verbal) es "casual" y "espera" que remitan. "Se va a proceder a revisar todos los protocolos sobre violencia, en especial el de la Unidad Psiquiátrica, el de violencia de género y el de violencia sexual", ha avanzado tras reconocer que la mayoría de los agresores son hombres y de las víctimas, mujeres.

Lo que ha descartado el máximo responsable del INGESA es incorporar más vigilantes de seguridad, ya que según ha puesto de relieve en los centros sanitarios se da asistencia médica y no pueden convertirse en una especie de cárcel.

"Ya tenemos personal que hace lo que puede hacer y actúa muy bien, como en el último caso de intento de agresión a un herido, pero que poco puede conseguir frente a alguien que encañona a una persona como en el 061", ha recordado Pérez Padilla, que ha explicado que la Policía Nacional ya dispone de un habitáculo en el clínico de Loma Colmenar para tener allí a los detenidos que son trasladados al Hospital.

En declaraciones a los medios, el director territorial ha aprovechado para felicitarse por el resultado del cierre a las 17.00 horas de los Centros de Salud, una medida que a su juicio ha beneficiado a la atención sanitaria y a los pacientes al "no desperdiciar recursos en horarios más extensos" sin que ello haya generado "un aumento del número de personas que acuden a Urgencias en el Hospital o el 'José Lafont".

Sobre las quejas del personal que trabaja en esa unidad en Loma Colmenar, Pérez Padilla ha reconocido que puede existir una "sobrecarga" de trabajo en momentos "puntuales" pero ha aseverado que la media de atenciones por hora y profesional fue de "una" el año pasado.

Para terminar, ha atribuido al elevado número de personas procedentes de Marruecos que llegan a Ceuta sin un seguimiento y control previo de enfermedades crónicas el elevado índice de morbimortalidad de las dos ciudades autónomas ("el mayor ejemplo es el de los partos de embarazadas no controladas previamente", ha ejemplificado) y ha defendido que el Hospital Universitario está entre los mejores de su nivel de España pero no puede compararse con los clínicos de referencia de regiones como Madrid o Cataluña.