INTOXICACIÓN

Dos de los ingresados por el brote de salmonelosis reciben el alta y 9 permanecen en el Hospital

Dos de los ingresados por el brote de salmonelosis reciben el alta y 9 permanecen en el Hospital
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
Los síntomas de la enfermedad comienzan a manifestarse entre 6 y 72 horas (generalmente 12 a 36 horas) después de la ingesta, y la enfermedad dura entre 2 y 7 días, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Todos los afectados hospitalizado están estables y no graves.

Dos de las once personas que este martes pemanecían hospitalizadas (aunque estables y sin complicaciones) afectadas por el brote de salmonelosis detectado en una caseta del Recinto Ferial han recibido ya el alta y nueve continúan en el clínico de Loma Colmenar, cinco adultos y cuatro menores de edad, según ha indicado fuentes del INGESA en declaraciones a Ceutaldia.com.

El número de posibles afectados por la intoxicación alimentaria ronda los 70, según las últimas estimaciones del departamento de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Ceuta, que a los primeros coprocultivos que han constatado que la salmonela está detrás del foco esperan sumar nuevos estudios y encuestas para certificar si la bacteria partió de uno o varios alimentos o de algún manipulador.

Las primeras personas con síntomas se detectaron durante el fin de semana y la última noche de Feria, la del lunes al martes, la cocina de 'Las Cañas' ya permaneció clausurada.

La salmonelosis, causada por la bacteria Salmonella. es una de las enfermedades de transmisión alimentaria más comunes y ampliamente extendidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que afecta anualmente a decenas de millones de personas de todo el mundo y provoca más de cien mil defunciones.

Los síntomas de la enfermedad comienzan a manifestarse entre 6 y 72 horas (generalmente 12 a 36 horas) después de la ingesta, y la enfermedad dura entre 2 y 7 días. En la mayoría de los casos, los síntomas de salmonelosis son relativamente leves y los pacientes se recuperan sin tratamiento específico. Sin embargo, en algunos casos, particularmente en niños pequeños y en ancianos, la deshidratación causada por la enfermedad puede ser grave y poner en peligro la vida.