PREVENIR Y RESPONDER

La Junta de Personal del INGESA reclama más medidas de seguridad activas y pasivas en los centros sanitarios

La Junta de Personal del INGESA reclama más medidas de seguridad activas y pasivas en los centros sanitarios
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

La Junta de Personal del INGESA de Ceuta ha convocado una concentración este jueves a mediodía ante el Hospital Universitario a modo de protesta contra las agresiones que vienen sufriendo los profesionales sanitarios en la ciudad, problemática para la que se exige que se ponga en marcha "con la mayor premura posible" un conjunto de medidas de seguridad "encaminadas a la protección de los trabajadores de los Centros de Salud, SUAP, 061 y clínico de Loma Colmenar"

Los representantes de los trabajadores abogan por la implantación de dispositivos de alarma interna en los lugares de trabajo donde se desarrolle la actividad asistencial, interfonos (inexistentes en todas las consultas), o, en su defecto, timbres de activación camuflados en las mesas, con desvíos a un panel receptor de avisos, con señal sonora de alta intensidad y luminosa (igualmente inexistentes).

También reclaman la colocación de cámaras de videovigilancia en espacios comunes así como en el exterior de los recintos, tanto Centros de Salud, SUAP, Hospital Universitario (zona colindante a las dependencias 061, farmacia, rehabilitación, etc.) que permitan visualizar las diferentes áreas, donde se garantice en todo momento la intimidad tanto de los profesionales como de los usuarios, de acuerdo a la legalidad vigente.

Otras reivindicaciones pasan por "potenciar la formación de los profesionales sanitarios y no sanitarios en técnicas de comunicación, manejo de situaciones críticas y pacientes conflictivos, derecho y deberes de los usuarios y uso del sistema sanitario" y "establecer sistemas de comunicación directos y eficaces entre la Dirección de los centros y la Policía, que permitan agilizar los trámites de las denuncias y no supongan tiempos de espera penosos".

Igualmente se exigen "protocolos eficaces contra las agresiones de fácil acceso a los trabajadores y conocido por los responsables"; "poner a disposición de los trabajadores de las distintas unidades de modelos a cumplimentar en caso de sufrir cualquier agresión (asistencia letrada, etc.)" y "poner en marcha un Plan de Prevención de Agresiones a Profesionales Sanitarios y su seguimiento a través de una Comisión de Expertos, con reuniones prefijadas, dando cuenta al Comité de Seguridad y Salud, como órgano superior de representación y participación de los trabajadores".

Para terminar se reivindican vigilantes de seguridad con medios para hacer frente a personas con armas de fuego y calificar los Centros de Salud, SUAP, 061 y Hospital como “infraestructuras criticas” con apoyo policial estable en su interior o inmediaciones.

La Junta de Personal del INGESA reclama más medidas de seguridad activas y pasivas en los centros sanitarios