Las mascotas menores de 12 meses deberán vacunarse de nuevo contra la rabia

Las mascotas menores de 12 meses deberán vacunarse de nuevo contra la rabia
Archivo
Archivo  

La Consejería de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad decreta la vacunación extraordinaria, obligatoria y gratuita de animales de compañía menores de 12 meses, aunque estuviesen vacunados anteriormente. Se trata de otra de las medidas adoptadas después de que identificarse un caso de rabia en la ciudad autónoma el pasado 19 de junio.

Un decreto que incluye un paquete de medidas, que estarán en vigor seis meses y que, de paso, recuerda a los propietarios de los animales de compañía, que están obligados a la vacunación contra la rabia de perros, gatos y hurones, mayores de 12 meses, en este caso a cargo de sus propietarios en centros veterinarios, si no tuviesen la vacunación contra la rabia en vigor.

Las medidas adoptadas por la comisión antirrábica exigen además pasear a los animales con cadena o correa no extensible, menor de 2 metros; y en el caso de los perros potencialmente peligrosos -así como lo que manifiesten un carácter agresivo o excesivamente nerviosos- deberán portar bozal adaptado a sus características anatómicas de forma obligatoria.

El paquete de medidas contempla además el refuerzo del control de la movilidad de mascotas, tanto a nivel nacional (cartilla sanitaria y/o pasaporte de animales de compañía con la vacunación de la Rabia en vigor e identificación electrónica); en la Unión Europea (deberán portar pasaporte de animales de compañía con la identificación obligatoria (microchip) y la vacunación antirrábica en vigor, así como otras especificaciones según el país de destino) e internacional (animales procedentes de países terceros deberán portar el Pasaporte de animales de compañía y/o Certificado de movimiento oficial, según el país de procedencia, donde conste titulación antirrábica igual o superior a 0,5 UI/ml).

Asimismo, Sanidad, en acuerdo con la Administración del Estado, intensificará la captura de animales sin la identificación obligatoria con microchip; la suspensión cautelar de concursos, certámenes, lugares de concurrencia canina habilitados así como cualquier actividad cinegética que suponga la suelta o concentración de animales susceptibles a la rabia; el refuerzo del control de animales domésticos en frontera (recinto aduanero y perímetro) y Puerto de Ceuta, tanto en lo referido a verificación documental y de identidad de los animales portados por sus propietarios como en cuanto a la presencia de animales vagabundos.

Las mascotas menores de 12 meses deberán vacunarse de nuevo contra la rabia