INGESA

El Ministerio acredita al Hospital para formar residentes en Medicina Interna y Preventiva

El Ministerio acredita al Hospital para formar residentes en Medicina Interna y Preventiva
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Hospital Universitario de Ceuta ha recibido la acreditación del Ministerio de Sanidad para formar médicos internos residentes (MIR) en las especialidades de Medicina Interna y Medicina Preventiva. Esta certificación reconoce su cualificación de acuerdo con requisitos relativos a recursos humanos y físicos, actividad asistencial, actividad docente e investigadora, para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud.

Así, el clínico de Loma Colmenar podrá ofertar anualmente plazas de formación de MIR en estas dos nuevas especialidades "garantizando que estos residentes puedan adquirir todas las competencias previstas en el programa formativo de sus especialidades, al contar ambos servicios con los requisitos y estándares precisos".

Con la incorporación de estas dos nuevas acreditaciones, el INGESA de Ceuta contará, una vez que la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud lo apruebe, con cinco unidades docentes acreditadas para la formación sanitaria especializada: Medicina Familiar y Comunitaria, Matronas, Multriprofesional de Salud Laboral, Medicina Interna y Medicina Preventiva.

Esto supone "un salto cualitativo", a juicio de la Dirección Territorial, en la formación de Médicos Internos Residentes que no hubiera sido posible sin el trabajo de todos los responsables de la Formación Sanitaria Especializada y de la Dirección del INGESA.

La consecución de esta acreditación también supone que lleguen a Ceuta más residentes a la especialidad de Medicina Preventiva y Medicina Interna. El Servicio tiene ahora mismo la capacidad de 20 residentes y se va a pasar a 29 residentes en 5 años. El INGESA ha destacado la "voluntad firme" del Ministerio de Sanidad por "formar especialistas en España y que una vez que hayan terminado la especialidad salgan al mercado laboral para cubrir las necesidades de los centros sanitarios".

En la misma línea el INGESA apuesta por la formación de residentes "no solo para Ceuta sino para el Sistema Nacional de Salud y para la Unión Europea, ya que con nuestro título pueden trabajar en cualquier lugar de España y de la UE".

El jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública, Julián Domínguez, ha subrayado que la formación de residentes en su Servicio "se basa en tres pilares básicos" que hacen de su área "un gran lugar para aprender y llegar a ser un gran especialista"

  1. En primer lugar, el autoaprendizaje o autonomía de los residentes con “un marcaje muy preciso”, es la punta de la pirámide para Domínguez: “Se le brinda autonomía al residente pero siempre seguido para su valoración posterior”.
  2. En segundo lugar, "el componente ético es fundamental". “El médico debe formarse como un buen profesional y como una buena persona. Un buen profesional no podrá ser nunca una mala persona y viceversa. El componente ético de la formación especializada es una de las cosas que más intentamos potenciar en nuestro Servicio”, insiste.
  3. Por último, lo más importante a nivel de formación para el jefe del Servicio, es “formar a especialistas de nivel medio, pero que dominen todas las ramas de su especialidad", asevera el doctor quien termina apostillando que “un buen especialista no es completo hasta que no ha estado trabajando de 5 a 10 años como especialista”.