ESTUDIO DEL INE

La mortalidad aumenta un 20% en Ceuta, con 107 fallecimientos por todas las causas durante la pandemia 

La mortalidad aumenta un 20% en Ceuta, con 107 fallecimientos por todas las causas durante la pandemia 
Imagen de archivo
Imagen de archivo  

Entre el 16 de marzo y el 24 de mayo, fallecieron en Ceuta 107 personas, un tercio de todas las defunciones registradas en lo que va de 2020. Desde enero, la cifra acumulada de defunciones en las primeras 21 semanas se sitúa en Ceuta en 271, lo que supone un incremento del 20,49 por ciento respecto a la media. Son los datos resultantes de la ‘Estimación del número de defunciones semanales registradas durante el brote de Covid-19’, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), basándose en datos actualizados recibidos desde los Registros Civiles, combinados con información histórica de la Estadística de Defunciones, para poder estimar las defunciones ocurridas durante el brote de COVID-19.

De las 107 muertes registradas en la ciudad autónoma por todas las causas desde el inicio de la cuarentena, solo cuatro fueron víctimas del coronavirus COVID-19

De las 107 muertes registradas en la ciudad autónoma por todas las causas desde el inicio de la cuarentena, esto es, entre las semanas 12 y 21 (el INE ordena sus datos por semanas), solo cuatro fueron víctimas del coronavirus COVID-19, según las cifras oficiales de Ingesa. Un balance oficial de cuatro fallecimientos al que se podría sumar una quinta, que habiendo superado las secuelas del virus, falleció por una dolencia anterior. El resto, más de un centenar, obedecerían a priori a causas ajenas al virus respiratorio, aunque los expertos consideran "razonable" suponer que la mayoría están vinculadas de un modo u otro a la pandemia, como la explicación más plausible a este incremento extraordinario, más si tenemos en cuenta que las Comunidades Autónomas más atacadas por el virus son también las que mayores incrementos registran.

Un incremento de la mortalidad cuyos picos no se corresponden a los tiempos de la pandemia. Aunque las cuatro muertes registradas en la ciudad por la COVID-19 se dieron entre el 27 de marzo y 6 de abril, según los datos recabados por el INE, el mayor pico en la cifra de defunciones desde el inicio del estado de alarma se registró en la semana siguiente, la 16 (del 13 al 19 de abril) con un total de 15 decesos. Pero no fue esa la semana con un mayor número de óbitos, sino mucho antes de que se decretara el estado de alarma. Dos meses antes.

La primera semana de febrero marca el punto de inflexión con un total de 21 defunciones, un repentino 22 por ciento más que un año atrás

Hasta el 20 de enero, las tres primeras semanas de este infausto 2020, la mortalidad caía hasta un 31 por ciento. Tendencia a la baja que se mantuvo hasta la cuarta semana de este año, que marca el punto de inflexión con un total de 21 defunciones, un 22 por ciento más que un año atrás. Solo unos días antes, la mortalidad acumulada en 2020 era un 6 por ciento inferior a la media de 2016-2019. Repunte en la tasa de mortalidad que dio otro tirón dos semanas más tarde, al comenzar febrero, con un aumento del 30 por ciento en la mortalidad esperada, 18 fallecimientos. Dato que se repetiría otra vez, a mediados de febrero, con 18 fallecimientos entre el 17 y el 23 de febrero, lo que suponía entonces un 34 por ciento más de la mortalidad estimada.

Defunciones entre el 16 de marzo y el 24 de mayo

El estudio de estimación del INE contempla tres tipos de datos: defunciones de 2000 a 2018, datos provisionales (inicialmente, todos los de 2019) y datos estimados (desde 2020). Dado que estos datos reflejan la mortalidad sin distinguir causas, no se puede medir de forma exacta el impacto de la pandemia COVID-19, pero si se observa un considerable aumento en el número de defunciones, tanto en en España (24,1% más) como en Ceuta (20,49% más).

A las funerarias, como al resto, solo les constan 4 fallecimientos vinculados al coronavirus. “Aunque más de uno que tenía el coronavirus y no le habían hecho las pruebas habremos enterrado, eso seguro, pero son cosas mías”, desconfía uno de los profesionales del sector.

Lo que dicen las funerarias de Ceuta

Al tratarse de una estimación, Ceuta al Día ha tratado de comprobar esos datos sobre el terreno, esto es, con las funerarias que trabajan en Ceuta y los datos del Tanatorio Municipal. Así, según las cifras facilitadas por este último organismo, desde marzo se han contabilizado 84 sepelios, una cifra similar a la del año pasado. Desglosados, fueron 31 en marzo, 22 en abril y 26 en mayo, así como 5 en lo que va del mes de junio. A estos registros es necesario sumar los cuatro fallecidos por Covid-19, que no han pasado por las instalaciones del tanatorio, y los funerales musulmanes, que según un cálculo aproximado de la funeraria Cuatro Culturas, se ha incrementado casi un 60 por ciento, pasando de “una media de 10-15 a diez más” al mes.  Desde la funeraria Curado, al igual que en el Tanatorio Municipal, no han registrado un aumento significativo y s mantiene en las cifras habituales, “de entre 30 y 40 por mes”. A ellos, como al resto, solo les constan 4 fallecimientos vinculados al coronavirus. “Aunque más de uno que tenía el coronavirus y no le habían hecho las pruebas habremos enterrado, eso seguro, pero son cosas mías”, augura uno de los profesionales del sector.

Cifras estimadas a la espera de un registro oficial que llevarían mucho más allá del centenar las defunciones registradas en la ciudad autónoma según la estimación del INE, que ya ostenta una de las tasas de mortalidad más altas de España.  

A nivel nacional, durante las 21 primeras semanas de 2020 (hasta el 24 de mayo) se han observado 225.930 fallecimientos, con un aumento del 24,1% (43.945 más) respecto al mismo periodo de 2019. La semana con mayor número de defunciones fue la 14 (que comprende del 30 de marzo al 5 de abril) con 20.575 personas fallecidas, un 154,6% más que en la misma semana de 2019.

Estudio en cuestión

Para añadir un grado más de confusión en torno al número de fallecimientos, la Asociación Española de Profesionales y Servicios Funerarios (Aesprof) ha publicado esta semana un estudio de mortalidad en España por la pandemia de coronavirus en el que precisa que en el país 43,985 ciudadanos perdieron la vida a causa de la COVID-19, de ellos 38 en Ceuta, casi diez veces más que las cifras oficiales, que confirman 4 víctimas mortales del coronavirus en la ciudad autónoma.

Un estudio que ha causado estupor tanto en Ingesa, que se ha negado a comentar siquiera la noticia, ciñéndose a la cifra oficial de 4 muertos por coronavirus y que ha extrañado también en las funerarias consultadas por Ceuta al Día. Primero, porque han de ser informadas de la causa del fallecimiento, que queda registrada por el certificado de defunción firmado por un médico y, segundo, porque aunque sí han registrado un aumento en el caso de los sepelios musulmanes, no como para multiplicar por diez las cifras.  Y tercero porque nadie les ha pedido dato alguno para realizar el citado estudio.

Evolución defunciones 2016-2020

La mortalidad aumenta un 20% en Ceuta, con 107 fallecimientos por todas las causas durante la pandemia