JAVIER GUERRERO

“Si ocurriera algo en la Pascua del Sacrificio ninguno de los que estamos aquí nos lo perdonaríamos”

“Si ocurriera algo en la Pascua del Sacrificio ninguno de los que estamos aquí nos lo perdonaríamos”
Sesión plenaria
Sesión plenaria  

El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, ha comparecido a petición propia —aunque la oposición había pedido un Pleno extraordinario— para explicar los motivos que lo han llevado a la suspensión del dispositivo del Eid el Kebir, la Pascua del sacrificio, la fiesta grande musulmana. Una cuestión “eminentemente técnica” que se ha intentado politizar, reprochó, mezclando además la religión con criterios sanitarios. 

“Dios perdona siempre, los hombres algunas veces, la naturaleza nunca”, citó Guerrero, que insistió en que la Prudenci ay la prevención son las motivaciones que han guiado a su Consejería: “Si ocurriera algo ninguno de los que estamos aquí nos lo perdonaríamos”.

Pese a ser una cuestión estrictamente política,  Guerrero no escatimó reproches políticos: A muchos políticos les interesa solo un sector de la población”, lamentaba en su primera intervención, “esperemos que termine la pandemia y ponga a cada uno en el lugar que se merece”.

Guerrero, basándose en los informes de los técnicos —presentes en el debate—- insistió en que hay que asegura las actividades con mayor riesgo comunitario. “No estamos empecinados, llevamos dos meses trabajando”, señaló, Hay que asegurar las actividades con mayor riesgo de contagio comunitario. “No es una cosa en la que estemos empecinados, llevamos dos meses trabajando, se han hecho informes en los que hemos analizado minuciosamente todos los detalles, los criterios sanitarios nos aconsejan suspender el acto del sacrificio, ojo, no la fiesta, nadie ha suspendido la fiesta en si , sigue siendo un día festivo. Hay que tratar de comprender la situación sanitaria”. “Un nuevo brote podría superar la capacidad asistencia de la ciudad”, advierte Guerrero. “Hay que tener la máxima prudencia el virus sigue ahí y tienen un altísimo poder de reproducción.Aun no tenemos vacuna debemos evitar situaciones que pueden favorecer la propagación del virus”. Para el responsable de Sanidad en Ceuta, “la evolución favorable de la epidemia no exime de tutelar la salud pública”.

El consejero ha subrayado que “son muchos los factores” que intervienen en el contagio comunitario y el acto del sacrificio “conlleva un elevadísimo riesgo”. Una situación comparable a la de Melilla, que ha decidido seguir adelante con el ritual del sacrificio estableciendo medidas, como la cita previa o que todas las reses sean sacrificadas en el matadero. En este sentido, Guerrero ha subrayado que él es consejero ceutí y solo sobre Ceuta puede opinar

“Si ocurriera algo en la Pascua del Sacrificio ninguno de los que estamos aquí nos lo perdonaríamos”