SATSE DENUNCIA

Solo una enfermera para 21 mujeres y 15 recién nacidos en el área de obstetricia del Hospital

Solo una enfermera para 21 mujeres y 15 recién nacidos en el área de obstetricia del Hospital
Hospital Ingesa.
Hospital Ingesa.  

El INGESA incumple la ratio enfermera segura en todas las áreas de hospitalización de Ceuta durante julio. SATSE denuncia Un déficit de profesionales de Enfermería que repercute directamente en la salud de los ciudadanos, incrementando también la morbilidad y mortalidad de los pacientes. Sirva como ejemplo que, en Obstetricia, solo una enfermera llegó a estar pendientes de 21 mujeres y 15 recién nacidos

El Sindicato de Enfermería en Ceuta (SATSE) alerta de que el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) ha incumplido la ratio enfermera segura en todas las áreas de hospitalización de la ciudad autónoma durante el mes de julio.

Sirva como ejemplo que, en Obstetricia, solo dos enfermeras llegaron a estar pendientes de 15 recién nacidos y 21 mujeres, no todas ellas madres, ya que algunas son ingresadas por problemas ginecológicos. Una cifra de profesionales de Enfermería que, ese mismo día en los turnos de tarde y de noche, se redujo a uno para atender al mismo número de pacientes. Pero este no ha sido el único desequilibrio de la ratio que conlleva una sobrecarga laboral absoluta y un mayor riesgo para seguridad del paciente. 

A lo largo del mes de julio, el déficit de enfermeras en el Hospital Universitario de la ciudad autónoma, que repercute en la atención que recibe el paciente, se ha registrado en hospitalización médica, la Unidad de Psiquiatría, hospitalización quirúrgica, en la planta de Pediatría, en Nidos y en Obstetricia.

Las ratios empeoran en estas áreas de hospitalización a medida que avanza la jornada, es decir, se acercan a las recomendadas en el turno de mañana pero cruzan las líneas rojas que establecen las autoridades sanitarias en los turnos de tarde y noche.   

El estudio ‘Análisis de la situación de los enfermeros y las enfermeras en los centros sanitarios del país’, realizado por un panel de expertos y que fue presentado en Ceuta, recuerda que numerosos organismos, asociaciones científicas y diferentes estudios concluyen que un déficit de profesionales de Enfermería repercute directamente en la salud de los ciudadanos, incrementando también la morbilidad y mortalidad de los pacientes. Por ejemplo, señalan que cuando la ratio se sitúa en torno a 10 pacientes por enfermera, el riesgo de mortalidad puede aumentar 1,37 veces en comparación con una asignación menor de pacientes por cada enfermera.

Casos por áreas

SATSE ha detectado otro caso flagrante en Nidos, un servicio donde ingresan recién nacidos con diversas patologías que precisan de incubadoras y cuidados especializados (no hay madres), donde una sola enfermera estuvo pendiente de seis recién nacidos en turno de mañana, tarde y noche. Siendo este un servicio especial la ratio segura es de una enfermera por cada dos neonatos.

En Pediatría, la carga de trabajo desborda al personal de Enfermería porque durante el día dos efectivos se llegaron a encargar de 19 niños durante la noche.

En Quirúrgica, la desigualdad entre número de pacientes y enfermeras vuelve a quedar patente porque, en el turno de tarde y noche, las dos enfermeras de servicios tuvieron que cuidar a 12,5 pacientes cada una (porque han llegado a tener 25 personas hospitalizadas). La presión asistencial en esta área de hospitalización ha disminuido desde principios del mes de julio puesto que el personal facultativo está de vacaciones y se han aplazado operaciones a después del verano. Eso nos hace pensar que las ratios en septiembre serán mucho peores.

En la Médica 1, SATSE ha contabilizado hasta 20 pacientes para dos enfermeras durante toda la jornada, y en la Médica 2, hasta 32 enfermos a repartir entre tres efectivos en turno de tarde (10,6 para cada uno) y dos en el de noche (16 para cada uno).

Otro área en el que es alarmante la carencia de profesionales durante el mes de julio es en la Unidad de Psiquiatría donde, como máximo, hay un enfermero por turno aunque, a diario en algunos turnos, ni eso, porque directamente no hay enfermera en todos los turnos. Uno de los días en los que la dotación de personal tocó fondo hubo seis ingresados para un enfermero en turno de mañana, otro en turno de tarde y ninguno en turno de noche.

Sin dinero para sustituciones

SATSE inició este control de las condiciones laborales del personal después de que el INGESA reiterase a este sindicato en la mesa sectorial que no tiene dinero para cubrir las sustituciones de verano.

Por estos motivos, SATSE recaba a nivel nacional firmas de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que busca garantizar por ley un número máximo de pacientes por cada enfermera o enfermero y ofrecer así una atención sanitaria más segura y de mayor calidad en los hospitales y centros de salud.