CORONAVIRUS

A tortas en el Consulado de Marruecos en Algeciras para escapar de España

A tortas en el Consulado de Marruecos en Algeciras para escapar de España

La pandemia de coronavirus ha alcanzado hitos sin precedentes, alguno incluso paradójico. Si esta semana la Generalitat reclamaba el cierre de Cataluña y pedía auxilio al Estado para frenar la expansión del coronavirus, desde el cierre de la frontera de Marruecos para blindarse ante el COVIUD19, el Consulado de Marruecos vive escenas insólitas, totalmente impensables hace solo 48 horas: colas, tumultos y hasta tortas, pero esta vez  para escapar de España de vuelta al Reino alauita. 

Al igual que sucede en la frontera del Tarajal, donde duermen al raso alrededor de un centenar de marroquíes que no llegaron a tiempo antes del cierre de la frontera decretado por Marruecos para frenar la propagación del coronavirus que ha obligado a España a declarar el estado de alarma, al otro lado del Estrecho centenares de viajeros marroquíes pugnan por volver a su país a toda costa. Las navieras no venden billetes a ciudadanos marroquíes y la Guardia Civil se ha desplegado en el Puerto de Algeciras para impedir el embarque de viajeros no residentes en la ciudad autónoma.

A tortas en el Consulado de Marruecos en Algeciras para escapar de España