PENDIENTE DE IDENTIFICACIÓN

Aparece en El Chorrillo el cadáver de un varón con unos 30 años sin signos de violencia

Aparece en El Chorrillo el cadáver de un varón con unos 30 años sin signos de violencia
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
Testigos presenciales han creído reconocer en el cuerpo sin vida a un vecino del Príncipe, aunque la identificación no está confirmada. El hombre, con rasgos magrebíes, vestía ropa "interior o deportiva" corta y la autopsia deberá confirmar si la causa de su muerte es asfixia por inmersión, primera hipótesis que barajan los investigadores. Ha sido encontrado al filo de las 9.00 horas y llevaba "poco tiempo" fallecido.

Una patrulla policial ha localizado a primera hora de la mañana de este viernes en el mar el cadáver de un hombre con entre 30 y 35 años de edad a “escasos metros” de la línea de costa de la playa de El Chorrillo, en el extremo más cercano al Foso de las Murallas Reales, según han informado fuentes de la Comandancia local de la Guardia Civil, cuya Policía Judicial se ha hecho cargo de las diligencias de investigación del suceso.

El cuerpo sin vida del varón, que aparentemente llevaba “pocas horas” fallecido, no mostraba signos externos de lesiones o violencia y la primera hipótesis con la que se trabaja es que la causa de su muerte sea asfixia por inmersión, aunque será la autopsia que se le practique la que descarte otros posibles motivos.

Testigos presenciales del levantamiento del cadáver, de rasgos magrebíes, han apuntado que el fallecido podría ser un vecino de la barriada del Príncipe, aunque identificación está pendiente del análisis de sus huellas o del reconocimiento fehaciente de alguna persona cercana.

El cuerpo sin vida llevaba ropa “interior o deportiva” corta. Su ubicación, a unos 3 kilómetros del espigón marítimo fronterizo del Tarajal, parece descartar que se trate de una persona migrante que hubiese perecido ahogada al intentar entrar nadando en territorio español, ya que su fallecimiento es “reciente” y no se registran corrientes con la fuerza suficiente para arrastrar el cadáver “tan lejos en tan corto espacio de tiempo”.