OCHO MUERTOS EN DOS AÑOS

APDHA lamenta la muerte de un porteador en la frontera con Ceuta

APDHA lamenta la muerte de un porteador en la frontera con Ceuta
Porteador (1 de 1)
Porteador (1 de 1)  

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía lamenta la muerte de un hombre de 69 años que ayer por la mañana perdió la vida por un infarto en el lado marroquí de la frontera, según el Faro de Ceuta, mientras esperaba el acceso a la ciudad autónoma para portar fardos de mercancías. Con esta son ya ocho las personas que han fallecido desde que se abriera el nuevo paso fronterizo del Tarajal II hace dos años.

La tragedia se ha producido en martes, que junto a los jueves son los días establecidos para los hombres, desde que el acceso se diferenciase por género y se limitase por tickets a partir de la apertura del paso fronterizo de El Tarajal II.

Desde la APDHA reclamamos el reconocimiento del porteo como actividad laboral y una gestión de la frontera respetuosa con los derechos humanos, como claves para evitar estar muertes. “Si los Gobiernos de ambos Estados apostasen por poner en el centro de los diálogos bilaterales el respeto de los derechos humanos y no sólo los intereses económicos y comerciales, este tipo de tragedias podrían evitarse”.

“La mejora de las condiciones en las que se ejerce este trabajo es asumible y depende de la voluntad política”, este es uno de los ejes de la campaña Porteadoras: La Injusticia a la Espalda, que iniciamos en 2016. Es fundamental el papel que juegan las Administraciones en la gestión de la frontera. Un ejemplo de ello es  la arbitrariedad con la que continuamente se abre y se cierra el tránsito de mercancías o la posibilidad de confiscar el bulto,  que se traduce en incertidumbre por desconocer si ese día podrán trabajar y obtener el salario que les garantice la supervivencia.

Se sigue ignorando la precarización y la falta de derechos de las personas que portan mercancías. “Si se quisiesen poner las medidas necesarias para el reconocimiento de la actividad y de relación laboral existente entre la persona porteadora y el empresario que alquila la nave en el polígono, un hombre como el que ha fallecido debería estar jubilado, tendría todas las obligaciones y derechos derivados de esta relación”.

Es otro ejemplo más de las gravísimas vulneraciones de derechos que padecen estas personas y de las que tanto Ceuta como Marruecos obtienen sustanciosos beneficios económicos, más de 400 millones de euros anuales. Dentro de nuestra campaña elaboramos un decálogo de propuestas entre las que se encuentran considerar el porteo como una actividad laboral, habilitar una zona comercial entre Ceuta y Marruecos, crear un protocolo de actuación para la salida de mercancías o habilitar espacios de descanso, zonas de sombra y acceso a agua potable y baños públicos.

Insistimos en que aunque ya pusimos en conocimiento de todos los partidos políticos esta realidad, “tanto el PP como el PSOE siguen viviendo de espaldas e intentando invisibilizar de cara al resto de Europa una realidad que se ceba con la población de una de las fronteras más injustas y desiguales del mundo”. Desde la APDHA continuaremos con la labor de sensibilización y denuncia, ahora con el apoyo del documental ‘Con el Mundo a Cuestas’, realizado en colaboración con la Diputación provincial de Cádiz, y que se proyectará próximamente en Ceuta.