JUCIL

Precisan que los narcos que rescataron a 3 guardias solo lo hicieron tras embestirles y ser "rendidos"

Precisan que los narcos que rescataron a 3 guardias solo lo hicieron tras embestirles y ser "rendidos"

La asociación profesional de la Guadia Civil JUCIL ha dado otra versión mucho más cruda que la oficial sobre lo que sucedió tras el choque frente a la costa de Mijas (Málaga) de una narcolancha una unidad del Servicio Marítimo de Ceuta apoyada por el helicóptero perteneciente a la Unidad Aérea de Málaga. Lo ha hecho para desmentir el enfoque dado como una actitud “humanizada” por parte de los tripulantes de la narcolancha "junto con una minimización del riesgo sufrido por nuestros compañeros".

Según JUCIL, pese a su "inferioridad" técnica, los guardias "se exponen sobremanera intentando por todos los medios detener su huida". "Consecuencia de su empeño se produce un choque entre ambas embarcaciones en el cual y, debido a su menor envergadura, la embarcación de la Guardia Civil resulta repelida, momento en el que sus tres tripulantes caen al mar y su lancha queda a la deriva girando sin control".

"A partir de este punto quedan interrumpidas tanto la grabación del vídeo como las informaciones a prensa, dejando en el desconocimiento de la opinión pública que cuando la embarcación huye y maniobra se dirige peligrosamente hacia los guardias civiles caídos de la embarcación que les perseguía hasta pasar muy próximos a ellos, llegando incluso a golpear directamente con la hélice en la cabeza de uno de los Agentes, y que salva la vida gracias a llevar puesto el casco protector el cual sufrió importantes daños", ha desvelado.

Entonces, "ante el peligro que corrían sus compañeros, la tripulación del helicóptero no dudó en acudir al rescate, bajando a muy pocos metros del nivel del mar e interceptando por todos los medios posibles a la embarcación que se da a la fuga hasta hacerles desistir de su intento y obligarles a auxiliar a sus compañeros aún en peligro ante su propia embarcación que navegaba a la deriva".

JUCIL ha subrayado que "las propias imágenes delatan los hechos, puesto que las secuencias posteriores de la grabación muestran ya una embarcación totalmente rendida y rodeada de su propia carga arrojada al mar mientras nuestros compañeros son rescatados" y ha lamentado que "esta es la parte del relato que nadie cuenta: la cruda realidad a la que se enfrentan cada día nuestros compañeros en su lucha contra el narcotráfico ante delincuentes mejor equipados y retribuidos, cada vez mas agresivos, y que lejos de alcanzar la normalidad en el Campo de Gibraltar y aledaños, son cada día más frecuentes".

JUCIL ha advertido que "no toleraremos jamás la frivolización, ni menos aún banalización, del trabajo realizado por los guardias civiles, menos aún en aquellas en las que las carencias materiales que sufren son suplidas sin dudarlo con valentía, exponiendo nuestras propias vidas en pos del cumplimiento del deber, y sin entrar a valorar la intencionalidad o no en informaciones como la que nos ocupa".