Ceuta se mide ante el huracán ‘Antonio’ y a un accidente de helicóptero “improbable”

SIMULACRO ACCIDENTE HELIPUERTO-23

Todos los cuerpos de seguridad y emergencias, todos, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, el SEIS, Cruz Roja, equipos de emergencia, hasta el Colegio de Psicólogos, incluida claro está, la Unidad Militar de Emergencias (UME) con base en Sevilla al frente de las operaciones, se han medido a la fuerza de un huracán tropical que dejaba inundada la costa norte de Ceuta, con el añadido de la caída de un helicóptero al mar y rescates en otros puntos de la ciudad, como el Foso Real de las Murallas Reales.

Pongamos que el huracán se llama Antonio, bautizado así por los compañeros de los medios de comunicación -en honor al nombre que más tormentas está provocando este año en Ceuta-, a falta de un nombre oficial, un detalle al parecer olvidado en la preparación del simulacro. Olvido imperdonable, los huracanes tienen nombre. De ello se encarga el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos eligiendo el nombre de esta lista. El último, hace apenas una semana pues está terminando la temporada de huracanes, fue Rita, por lo que en teoría el siguiente sería Sean.

De momento nos quedamos con Antonio, en concreto su cola, con vientos de hasta 300 kilómetros por hora, supuesto culpable de que media Ceuta, en especial la costa Norte esté completamente anegada, desde Santa Catalina a Benzú lo que invita a pensar que poco quedaba seco en el Istmo, desbordando la capacidad de la Ciudad Autónoma lo que obliga a movilizar a la Unidad Militar de Emergencias que, según los cálculos, explicó el Consejero de Gobernación, Jacob Hachuel tardaría alrededor de cuatro horas en desembarcar en Ceuta y desplegarse para actuar en una emergencia considerada nivel 2. El nivel 3 sería “un salto cualitativo” que implicaría una emergencia de carácter nacional, matiza Hachuel.

Una emergencia por los efectos devastadores de un huracán tropical que suena a película de catástrofes en Ceuta, algo improbable. O no. Basta como recordar la cola del huracán Ophelia a su paso por Galicia, recuerdan desde el centro de mando que lucha contra los supuestos efectos del huracán Antonio en Ceuta. Unos efectos que incluyen además un ejercicio de accidente aeronáutico con la colaboración de Aena en el helipuerto.

Un accidente aéreo “improbable”

Un simulacro que, matizan desde Hélity, es “improbable” al tratarse en este caso de una aeronave bimotor de categoría alfa, la de más altos niveles de seguridad al tratarse de transporte de pasajeros, así y todo, apuntan en un simulacro hay que ponerse en el peor de los escenarios.

Un simulacro de emergencia aeronáutica, enmarcado dentro del simulacro de huracán como ejercicio adicional dentro del Plan de Autoprotección de Helipuerto de Ceuta. “Esta práctica se enmarca de conformidad con la normativa que regula el procedimiento para la planificación, realización y evaluación de simulacros”, explican en un comunicado.

El primer ejercicio ha simulado el accidente de un helicóptero Bell 412, debido a un fallo técnico. La aeronave, con 10 personas a bordo (dos pilotos y ocho pasajeros) logra aterrizar en la pista pero resulta con daños estructurales y se incendia, resultando dos heridos graves y 8 leves, lo que activa el protocolo de asistencia a víctimas de accidentes de aviación civil y familiares, dentro del Plan de Autoprotección del Helipuerto de Ceuta.

Amerizaje junto al dique

Enmarcado en el programa de simulacros del helipuerto, también se ha escenificado un accidente de helicóptero con amerizaje próximo al dique. La aeronave, con 10 ocupantes (dos pilotos y ocho pasajeros), ameriza con resultado catastrófico para la aeronave. El accidente se salda con un muerto, un herido grave y seis heridos leves. Tras el accidente, se declara emergencia general y se activan todos los medios internos y externos que intervienen en este tipo de incidente, empezando por el Servicio Aéreo de Rescate (SAR) y los medios de rescate marítimo (SASEMAR), en coordinación con Capitanía Marítima.

Junto al personal de Aena y de los colectivos que desarrollan su labor en la infraestructura ceutí, como la compañía Hélity, también han participado también Área de Coordinación y Emergencias y Protección Civil (ARCE), unidades del 112 (Bomberos de Ceuta, Policía Local y servicios sanitarios), Autoridad Portuaria de Ceuta, Capitanía Marítima, Área de Protección Civil de la Delegación del Gobierno y Servicio Marítimo de la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME) de la base de Morón.

Mención especial para los figurantes

Mención aparte y especial reconocimiento merecen los voluntarios de Cruz Roja que han ejercido de figurantes. Entregados a su papel gemían y yacían en el suelo doloridos o lloraban su angustia con los psicólogos en interpretaciones más que convincentes. Y sin esperar un aplauso.