PREVARICACIÓN Y MALVERSACIÓN

El Comité de Trace deja en manos de los sindicatos la ratificación de la denuncia contra Vivas y Carreira

El Comité de Trace deja en manos de los sindicatos la ratificación de la denuncia contra Vivas y Carreira
Vivas y Carreira, durante un Pleno.
Vivas y Carreira, durante un Pleno.  

El presidente del Comité de Empresa de Trace, el ugetista Francisco Mur, ha explicado este jueves que el órgano de representación de los trabajadores de la concesionaria del servicio no va a pronunciarse sobre si los representantes de UGT, CCOO y CSIF deben o no ratificar en sede judicial el martes la denuncia que presentaron en octubre contra Vivas y Carreira, que ese mismo día está citado a declarar como investigado por presuntos delitos de prevaricación y malversación en relación con la gestión y ejecución de una encomienda de limpieza pública a Tragsa.

"El tema está en manos de los sindicatos y de sus servicios jurídicos y serán ellos los que tendrán que decir si continúan o no", ha explicado Mur, que por un lado mantiene que el año pasado Tragsa incurrió en "intrusismo" al hacer baldeos y barridos que presuntamente entraban en el objeto del contrato de Trace y llevaban a la Ciudad, por tanto, a "pagar dos veces por el mismo servicio", pero por otro asume que "actualmente eso ya no está sucediendo".

En las diligencias judiciales constan como denunciantes Francisco Lobato (UGT), Juan Luis Aróstegui (CCOO) y Malika Al-Lal (CSIF, aunque esta dice que se usurpó su firma y sus delegados sindicales en Trace se niegan a decir nada al respecto) pero también el Ministerio Fiscal. De continuar, el proceso debería dilucidar también otra disyuntiva de gran calado: si la Administración local tiene rango institucional suficiente para considerar a Tragsa "medio propio", algo que los sindicatos le niegan.

Según el sindicalista, "el Comité de Empresa, defendiendo los derechos de los trabajadores, alertamos de lo que estaba pasando porque el entonces consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, hizo caso omiso a nuestras advertencias sobre lo que estaba haciendo Tragsa y los Planes de Empleo y dijo que la prevalecía limpiar la ciudad por encima de todo, aunque para eso ya existiese un error en el que se incurrió en el error inicial de recortar su presupuesto".

Con el paso de los meses, sin embargo, Mur considera que la encomienda de Tragsa se ha reconducido y que ahora sí se circunscribe a "trabajos en parterres, vaguadas y otras zonas del extrarradio que no entran en el contrto de Trace". "Lo que quiere el Comité es que se cumpla la ley, que no se actúe por encima de todo a sabiendas, porque en beneficio de la ciudad lo que habría que haber hecho es no recortar servicios y terminar culpando a Trace sin razón de que Ceuta está muy sucia", ha lamentado.

El presidente del Comité ha vuelto a incidir en que "no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia" y ha criticado la escasa o nula colaboración de la ciudadanía "para cumplir las Ordenanzas desde con la recogida de los excrementos de las mascotas hasta con el horario de depósito de las basuras". "En cuanto circulas en una moto sin casco vas a tener una multa pero parece que con la limpieza no se aplica el mismo rigor", ha protestado Mur, que también ha instado al Ejecutivo a ser "previsor" ante el próximo inicio, en "un mes", de la temporada alta.

"Nosotros no tenemos ningún documento oficial que certifique la adopción de un modificado técnico del contrato que conlleve un aumento de jornadas, aunque se lleve hablando de eso desde hace meses", ha aseverado sobre la situación del personal de fin de semana.