Condenan a un octogenario a dos años y medio de cárcel que no cumplirá por corrupción de menores

Imagen de recurso.

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Ceuta ha condenado por conformidad a dos años y medio de cárcel a un empresario local con más de 80 años de edad cuya identidad responde a las iniciales A.C.C. como autor de tres delitos de corrupción de menores, uno de ellos continuado, por pagar a menores extranjeras no acompañadas con 16 y 17 años para acompañarle a su casa a mantener relaciones sexuales.

Según han explicado fuentes judiciales a Ceutaldia.com, el condenado no entrará en prisión salvo que vuelva a delinquir en el plazo de dos años tras aplicársele una atenuante muy cualificada de “reparación del daño” y en atención a su edad y delicado estado de salud.

La pena impuesta incluye tres años de libertad vigilada y otros tantos de inhabilitación especial “para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad”. En concepto de responsabilidad civil deberá indemnizar a cada una de las tres menores a las que llevó a su domicilio y pagó dinero con mil euros.

Según el relato fáctico de la calificación original de la Fiscalía, que empezó solicitando diez años de cárcel para el octogenario, en agosto de 2016 llevó a su casa y pagó 50 euros a una chica menor de edad “a cambio de besos y tocamientos mutuos sin ropa, incluida una felación”.

El individuo había concertado ese encuentro “con fines libidinosos” y “a sabiendas” de que la joven era menor de edad, ya que le había manifestado que tenía 17 años y medio.

Al día siguiente volvió a contactar con la misma menor para que acudiera otra vez a su domicilio acompañada de más menores “con la finalidad de realizar actos de naturaleza sexual a cambio de dinero”. En total, tres adolescentes con 17 y 16 años recibieron 50 euros en dos casos y 20 en otro “por besarse con él, por tocarle y dejarse tocar por todo el cuerpo, incluida la zona genital, y realizarle una felación”.