Un conductor ebrio se empotra contra la terraza de Las Balsas

Estado en el que quedó el vehículo y la terraza tras el impacto.

Tragedia anunciada. Era cuestión de tiempo que algún conductor no tomara bien la curva o se despistara y arremetiera con su vehículo contra la terraza de la conocida cafetería Las Balsas, junto al antiguo Hospital de la Cruz Roja. La primera que logró permiso para ganar espacio a la calzada para poder disponer de sillas y mesas en la Ciudad Autónoma, todo un hito habida cuenta que el sector de la hostelería no logra ni regularizar las terrazas en las plazas y calles peatonales (aproximadamente sólo un 10 por ciento cuentan con licencia). Y sucedió a primera hora de la mañana de este sábado, día en que por fortuna la cafetería descansa y cierra, con lo que ningún cliente fue atropellado.

El conductor de un todoterreno, que según confirmaron los agentes de la Policía Local a algunos testigos consultados por este medio, dio positivo de forma holgada en las pruebas de alcoholemia embistió su vehículo contra otro turismo y arrasó con el velador de la cafetería que protege a sus clientes con una estructura metálica que ha quedado completamente destrozada ante el embate de los más de 2.000 kilos que suele pesar un todoterreno, una masa que unida a la velocidad del vehículo da una idea de la descomunal fuerza de la embestida.

Aunque las imágenes cedidas por un testigo dan idea fidedigna del destrozo y de cuáles hubieran podido ser las consecuencias de haberse producido el mismo accidente en un día de apertura de la cafetería con clientes sentados en el velador. Por fortuna el accidente se ha saldado sin heridos de gravedad.