UN SUBSAHARIANO DEVUELTO

Doscientos migrantes intentan acceder a Ceuta pero solo uno se queda tras ser rescatado con hipotermia

Doscientos migrantes intentan acceder a Ceuta pero solo uno se queda tras ser rescatado con hipotermia
Un migrante con hipotermia ha sido trasladado al puerto deportivo.
Un migrante con hipotermia ha sido trasladado al puerto deportivo.  

Las Fuerzas de Seguridad españolas y marroquíes han repelido a primera hora de la mañana de este miércoles en el extremo sur del perímetro fronterizo de Ceuta un intento de salto en grupo protagonizado por unos doscientos migrantes de origen subsahariano. Varios indocumentados han llegado a echarse al agua del mar para bordear el espigón del Tarajal, donde uno ha sido devuelto a Marruecos y otro trasladado a la ciudad española tras ser rescatado con hipotermia por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

Según han explicado fuentes de la Delegación del Gobierno, las cámaras térmicas de vigilancia del perímetro fronterizo de Ceuta que maneja la Guardia Civil han detectado alrededor de las 6.25 horas a un grupo formado por unos docientos migrantes irregulares que, “a la carrera”, se dirigían por la costa marroquí hacia el espigón marítimo del Tarajal.

“La mayoría” del grupo ha sido rechazado por los efectivos marroquíes movilizados, mientras que la Comandancia local de la Benemérita ha activado varias unidades de su Servicio Marítimo y de los Grupos Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) para auxiliar a los que llegaron a internarse en el agua en una zona en la que al menos quince subsaharianos murieron la madrugada del 6 de febrero de 2014 intentando acceder a territorio español.

Los guardias civiles han devuelto a Marruecos bajo la figura legal del 'rechazo en frontera', como se hizo el pasado lunes con otros nueve migrantes, a un indocumentado. Otro con síntomas de hipotermia ha sido trasladado a la base del Servicio Marítimo del Instituto Armado en el puerto de Ceuta, donde ha sido atendido por el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de la Cruz Roja como paso previo a su entrega a la Policía Nacional y posterior ingreso en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde permanecen acogidos cerca de 700 extranjeros.