DENUNCIA DE CSIF

Un equipo del 061 sufre "agresiones físicas graves" al atender una llamada en un domicilio

Un equipo del 061 sufre "agresiones físicas graves" al atender una llamada en un domicilio
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La Sección de Sanidad de CSIF ha denunciado que personal sanitario del 061 ha sido víctima este miércoles de "varias agresiones físicas graves" que "han puesto en peligro la integridad física" e incluso la vida "de una enfermera, un médico y un técnico".

Según ha precisado el delegado en el INGESA Javier Montero, el suceso ha tenido lugar alrededor de las 19.15 horas de este miércoles, cuando los tres profesionales se han dirigido a atender una llamada en un domicilio en el que "el paciente y sus familiares han empezado a ponerse nerviosos, han llegado a coger a la enfermera por el cuello y han terminado propinando puñetazos y patadas también a sus compañeros".

El protocolo del 061 establece que los miembros del equipo no entren solos en las viviendas para intentar que puedan ayudarse entre sí. A posteriori prescribe que los sanitarios agredidos acudan a Urgencias para recibir un parte médico de lesiones, en su caso, antes de acudir a la Jefatura a presentar denuncia ante la Policía, que es lo que han hecho las víctimas del último incidente de esta naturaleza.

"No vamos a permitir que se siga poniendo en peligro la vida de compañeros que, gracias a su profesionalidad y vocación, siguen dando lo mejor de sí mismos día tras día", ha advertido el sindicato en un comunicado en el que ha anunciado que estudiará la adopción de acciones legales, incluso penales, "para exigir que se pongan los medios de seguridad necesarios para que estas situaciones no se vuelvan a repetir".

Según CSIF, "si no se acaba con las agresiones a los profesionales sanitarios si algún día tendremos una desgracia", por lo que ha alertado de que "el INGESA como institución será responsable directo por la omisión de acciones que lles doten de la seguridad necesaria".