SEGURIDAD

El escáner del Ayuntamiento lleva siete meses fuera de servicio a la espera de licitar su renovación

El escáner del Ayuntamiento lleva siete meses fuera de servicio a la espera de licitar su renovación
Archivo
Archivo  

El escáner y el arco detector de metales del control de acceso al Palacio Autonómico llevan estropeados desde el mes de mayo, sin que haya sido posible repararlos. Ante la imposibilidad de encontrar piezas, al tratarse de modelos antiguos, la Ciudad prepara la licitación para la renovación integral de los controles de acceso a las instalaciones del Ayuntamiento, que  acumula ya siete meses sin medidas de seguridad en plena alerta antiterrorista de nivel 4.

Hace ya más de siete meses que el escáner y el detector de metales del control de acceso al Palacio Autonómico están fuera de servicio. Siete meses sin más medida de seguridad que los agentes de la Policía Local que vigilan la entrada en el hall del Ayuntamiento y todo ello en plena alerta antiterrorista de nivel 4, que implica un riesgo de atentado "alto" y se concreta en un catálogo de medidas de seguridad con especial atención a objetivos potenciales e infraestructuras críticas.

Siete meses en los que el escáner y el arco se han estropeado en repetidas ocasiones hasta quebrar definitivamente sin que sea posible encontrar las piezas necesarias para su reparación. Se trata de ubn modelo antiguo y no es posible encontrar las piezas necesarias, lo que obliga a renovar completamente los controles con la adquisición de un nuevo equipo. Pero eso lleva su tiempo y ya se sabe que los tiempos de la Administración, burocracia obliga, son lentos, desesperantemente lentos, y no entienden de niveles de alerta.

El nuevo escáner y su correspondiente arco de seguridad están incluidos en los presupuestos para 2019, tranquilizan fuentes oficiales,  y está prevista su próxima licitación, una vez que ya se cuenta con partida presupuestaria para ello. Mientras, el Palacio Autonómico seguirá sin más medida de seguridad que los agentes de la Policía Local que vigilan la entrada

El nivel 4 de alerta antiterrorista se decretó tras los atentados de París, en noviembre de 2015, que dejaron 130 muertos. Además de elevar la presión sobre personas sospechosas de terrorismo, el nivel 4 obliga a la especial protección de centros sensibles. Incluye los centros estratégicos, como puedan ser centrales nucleares, y centros de transporte, como estaciones de tren o aeropuertos.El Ministerio del Interior ordenó el pasado 11 de diciembre un reforzamiento “de especial intensidad” de las medidas de seguridad antiterrorista con motivo de las fiestas de Navidad ante las grandes concentraciones propias de estas fiestas.