VERSIONES CONTRAPUESTAS

El Gobierno de Vivas "condena" una "brutal agresión" a Carreira y Fernández dice que fue un "forcejeo"

El Gobierno de Vivas "condena" una "brutal agresión" a Carreira y Fernández dice que fue un "forcejeo"
Carreira y Vivas, en una imagen de archivo.
Carreira y Vivas, en una imagen de archivo.  

El Ejecutivo de Vivas transmite su "solidaridad, apoyo y respaldo incondicional" al ex consejero. Su presunto agresor afirma que Carreira no ha contado la verdad y que interpondrá acciones judiciales por ello. Reconoce haberle "recriminado" su trato con la publicidad institucional y dice que entonces "medio me insulta, suelta la copa, viene hacia mí y hay un forcejeo con él y con Romaguera: ni patada de karateka ni puñetazos".


El Gobierno de la Ciudad ha querido expresar este viernes a primera hora de la tarde su "más enérgica condena y repulsa" por "la brutal agresión sufrida este jueves por el ex consejero de Turismo y Deporte y anterior portavoz del Grupo Popular en la Asamblea, Emilio Carreira". El Ejecutivo de Vivas ha querido, además, "transmitir públicamente su solidaridad, apoyo y respaldo incondicional a Emilio Carreira en estos momentos".

La persona denunciada por Carreira como supuesto agresor, Luis Mari Fernández, ha desmentido en declaraciones a Ceutaldia.com la versión de los hechos del ex consejero, contra el que ha asegurado que interpondrá acciones judiciales por acusarle de haberle intentado "extorsionar" cuando formaba parte del Gobierno.

"Tendrá que demostrarlo, como el Gobierno que ha tenido lugar una 'brutal agresión, ya que lo único que hubo fue un forcejeo con Carreira y con [Javier] Romaguera, que estaban tomando copas en la Plaza de los Reyes", ha manifestado el también ex alto cargo de la Administración autonómica.

La versión de Fernández dice que "es cierto que yo recriminé a Carreira lo que ha hecho conmigo, que fuese el único consejero que no me firmase la publicidad institucional de su departamento, y fue en ese momento cuando medio me insulta, suelta la copa y viene hacia mí". Entonces "le sujeté los brazos y le pedí que se sentase, pero no lo hizo y Romaguera me agarró por el cuello y hubo un forcejeo entre los tres en el que no sé si pude golpearle".

Lo que no hubo con certeza, según el denunciado, fue "ni una patada en la cara, que no soy karateka a mis 53 años, ni puñetazos". "Tengo un testigo para ratificarlo", ha referido el ex subdirector general, que también dice contar con mensajes de última hora de la tarde del jueves y de este mismo viernes del propio Carreira llamando a la cordialidad y a "tomar una cerveza" durante los próximos días.

"Su parte médico habla de una pequeña contusión en la nariz", ha sumado Fernández para ratificar que Carreira ha faltado a la verdad y el Gobierno de la Ciudad, también.