SUBDIRECTOR GENERAL

Interior estudia qué medidas implantar en el Tarajal contra los vehículos kamikaze con migrantes

Interior estudia qué medidas implantar en el Tarajal contra los vehículos kamikaze con migrantes
Imagen de las puertas colocadas en octubre que reventó la furgoneta kamikaze.
Imagen de las puertas colocadas en octubre que reventó la furgoneta kamikaze.  

El subdirector general de Planificación y Gestión de Infraestructuras y Medios para la Seguridad del Ministerio del Interior ha visitado este martes Ceuta para analizar con la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma y las Fuerzas de Seguridad qué sistemas introducir en el paso fronterizo del Tarajal para impedir el acceso a territorio español de vehículos kamikaze como la furgoneta que este lunes de madrugada arrasó todas las barreras con 52 indocumentados a bordo.

La delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos, ha explicado en declaraciones a los medios que la intención del Ministerio es aprovechar las obras de reforma que se van a ejecutar en la frontera “para introducir lo que nos falte y nos haga falta”.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), por ejemplo, ha sugerido la instalación de bolardos retráctiles similares a los que se acaban de colocar en varias calles del centro capaces de aguantar el impacto de un vehículo de 7 toneladas a 80 kilómetros por hora.

“Le doy gracias a Dios porque se abrió la puerta [de seguridad de la Policía Nacional], porque si no 52 personas ahí apretujadas... Cuando tuve conocimiento de los hechos a las 3.00 de la madrugada a través de la Guardia Civil lo primero que pregunté es si había muertos y cuando me enteré de que dentro iba un niño de seis meses, otro de cinco años... ¿Hasta dónde va a llegar esta gente haciendo negocio con estas criaturas?”, se ha preguntado Mateos.

La delegada también se ha reconocido “sorprendida” por el número de indocumentados que transportaba la furgoneta kamikaze, sobre todo en comparación con los antecedentes existentes en Ceuta, un todoterreno que, por el mismo procedimiento, introdujo en la ciudad a 14 personas en 2013 o el automóvil que, en mayo, atravesó la frontera con 7 migrantes escondidos en dobles fondos y tuvo un accidente de tráfico nada más cruzarla, siniestro que hizo perder una pierna a una migrante que sigue hospitalizada.

“Cincuenta y dos personas en una furgoneta en la que venían como sardinas en lata... Este suceso me ha recordado a esos camiones frigoríficos que hemos visto en los que al abrir las puertas se han encontrado con tantos cadáveres y cuando me dijeron que no había muertos, respiré”, ha añadido.