La macrooperación contra la corrupción en el fútbol llega hasta la sede de la Federación de Ceuta

Villar, con Vivas, durante una visita a la nueva sede federativa de El Morro.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la que este martes ha estallado una macrooperación anticorrupción que afecta a la cúpula de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y que abarca 10 registros y prevé una decena detenciones, han visitado a primera hora la sede de la Territorial ceutí ubicada en el Paseo del Revellín para requerir diversa documentación.

Entre los ya arrestados se encuentra el hombre que preside el fútbol español desde hace 29 años, Ángel María Villar, su hijo Gorka Villar, y el vicepresidente económico de la Federación, Juan Padrón, según informa el diario 'El País'. A los detenidos, entre otros, se les imputan presuntos delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental. Las diligencias se encuentran declaradas secretas.

El operativo, bajo supervisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, ha comenzado a primera hora de la mañana y obedece "a supuestos manejos económicos del presidente de la RFEF y de su hijo, Gorka Villar, en provecho de ambos y en perjuicio de las arcas de la Federación". Se investigan también supuestos tratos de favor de Villar a dirigentes territoriales para garantizarse su continuidad en el cargo.

La 'operación Soule', en referencia a un juego de pelota francés que se remonta a la Edad Media, parte de una denuncia formulada en 2016 por el Consejo Superior de Deportes. Con esa información, los investigadores han determinado que Ángel María Villar supuestamente impulsó partidos entre la Selección Española de Fútbol y otras selecciones para conseguir contraprestaciones en beneficio de su hijo, abogado especialista en derecho deportivo. Los agentes indagan desde hace más de un año en supuestos delitos de corrupción entre particulares, falsedad, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes.

Los registros se están practicando en la sede de la Federación Española de Fútbol, en federaciones territoriales y en los domicilios y despachos de los principales implicados, entre ellos, el de Villar.

El presidente de la Territorial ceutí, Antonio García Gaona, con el que Ceutaldia ha intentado contactar sin éxito, ha sido siempre un dirigente regional afín a Villar, con el que ha mantenido una estrecha relación. El presidente de la RFEF visitó por última vez la ciudad autónoma el pasado 19 de junio. Junto a Vivas, fue distinguido por “su apoyo incondicional y gestión para potenciar el fútbol de Ceuta”.