AUTOPSIAS

El magistrado español de enlace en Marruecos no atisba esperanzas de respuesta a la rogatoria sobre el 6-F

El magistrado español de enlace en Marruecos no atisba esperanzas de respuesta a la rogatoria sobre el 6-F
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La instrucción judicial sobre la muerte de quince inmigrantes en la puerta del espigón marítimo fronterizo sur de Ceuta la mañana del 6 de febrero de 2014 parece abocada a un callejón sin salida, a ser una incógnita sin resolver, a convertrse en una madeja por desenmarañar. Cuestiones de 'alta política'. La nunca suficientemente halagada por España "colaboración" entre ambos países termina, al menos en el ámbito judicial, en el Tarajal y Beni Enzar.

Todo ello a pesar de que, lo dice la Audiencia Provincial, “si nada excusa la tibieza o dejadez para investigar cualquier hecho que pudiera ser objeto de un procedimiento por delito no leve, mucho menos lo haría cuando la vida, la integridad física o la dignidad en general de las personas se haya podido ver conculcada por la actuación de personas que obran por cuenta del Estado y que, en el desarrollo de tal labor, pueden hacer un uso de la fuerza y emplear medios específicamente destinados a tal fin que son especialmente peligrosos”.

El magistrado de enlace de España en Marruecos, Luis Francisco de Jorge Mesas, consejero de Cooperación Jurídica en la delegación diplomática con sede en Rabat, ha remitido al Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta el acuse de recibo que certifica que ha trasladado el tercer recordatorio “a las autoridades marroquíes competentes” de la comisión rogatoria para acceder a las autopsias practicadas a los diez cadáveres de migrantes que perdieron aquella madrugada en el agua y que fueron recuperados en territorio del país vecino.

Según han informado fuentes judiciales, De Jorge ha advertido expresamente al Juzgado de que las posibilidades de que la petición tenga éxito son pocas o ninguna. “Cuando se trata de comisiones rogatorias procedentes de Juzgados de Ceuta o Melilla estas autoridades o no contestan o invocan razones de soberanía nacional para no admitirlas”, ha recordado el magistrado de enlace.

La Audiencia Provincial ordenó al Juzgado en enero reabrir la causa al considerar, entre otras cosas, que no cabía “perder la esperanza, aunque sea lejana, como entendió la juzgadora”, de que se le dé curso a la comisión rogatoria. “El que la petición de auxilio judicial internacional se haya remitido a Marruecos añade algunas peculiaridades a este procedimiento”, reconoció la Audiencia, que a la luz de su experiencia indicó que “las comisiones rogatorias remitidas a dicho país por órganos jurisdiccionales con sede en Ceuta sólo en contadas ocasiones han obtenido un resultado fructífero por razones tan notorias que no es necesario detenerse en ellas”.

A su juicio “en esta tesitura” podía adquirir “gran importancia” la intervención del magistrado de enlace en Marruecos, “quien quizás no pueda lograr que se lleve a cabo, pero es posible que, al menos, consiga que se dé una respuesta negativa expresa, lo que permitiría encauzar de una forma más correcta la tramitación del procedimiento”.

En marzo de 2014, 'Camnando Fronteras' presentó un informe demoledor con respecto a la actuación de las fuerzas españolas y marroquíes la madrugada de la tragedia en el que estableció, en base al testimonio de los migrantes, “una relación causa-efecto entre los fallecidos y heridos y el uso del material antidisturbios por parte de la Guardia Civil”.

Desde la reapertura de la causa se ha tomado declaración al dueño de un negocio ubicado en la zona fronteriza que, en mayo, aseguró que vio llegar a la Guardia Civil para repeler una avalancha y que, aunque sus efectivos dispararon pelotas de goma al agua, no lo hicieron "directamente" sobre los migrantes. Además, DESC ha localizado a dos subsaharianos supervivientes en Alemania a los que se pedirá testimonio vía Comisión Rogatoria o por videoconferencia.