Medio centenar de argelinos amenazan con una huelga de hambre si no les trasladan a la Península


Medio centenar de argelinos amenazan con una huelga de hambre si no les trasladan a la Península

- Denuncian que las familias viven separadas en el CETI y los niños están sin escolarizar

- Se sienten discriminados y aseguran que están excluidos de los traslados por su nacionalidad

- Algunos llevan más de dos años en el Centro de Estancia de Inmigrantes de Ceuta

No es la primera vez, ni probablemente sea la última, que los inmigrantes argelinos protestan ante Delegación de Gobierno por su situación en el Centro de Estancia de Inmigrantes (CETI) y reclaman una salida hacia la Península que, denuncian, se les niega por su nacionalidad, a diferencia de lo que, insisten, sucede con los subsaharianos. En esta ocasión han sido medio centenar los inmigrantes de origen argelino que se han concentrado en la plaza de los Reyes amenazando ahora con una huelga de hambre si no se les da una solución “urgente” a su situación.

Los inmigrantes, todos argelinos, portaban algunos fotos de sus hijos y pancartas hechas con trozos de sábana en los que pedían una “salida” y reclamaban la solución prometida “hace diez días”. “Han pasado esos diez días y no hemos recibido ninguna respuesta, ahora sólo nos queda morir en el mar pedirles una solución, por favor, por favor…”, reza una de las pancartas mientras ellos muestran las fotos de los seis compañeros desaparecidos en el Estrecho.

“Ceuta buena pero no hay trabajo”, explica a duras penas el portavoz improvisado denunciando su situación en el CETI, con las familias separadas (hombres y mujeres pernoctan en habitaciones separadas que comparten con otros acogidos) y con los niños sin escolarizar.