Medio centenar de argelinos piden una salida a su situación


Medio centenar de argelinos piden una salida a su situación

- Reclaman que les dejen cruzar a la Península como se hace con los subsaharianos o les den una casa pues les niegan trabajos por residir en el CETI

- Se han concentrado, de forma pacífica en la plaza de los Reyes bajo la atenta vigilancia de la Policía Nacional

“Venga, venga, que es hora de irse a comer”, así disolvía la Policía Nacional concentración de protesta de medio centenar de inmigrantes argelinos que reclamaban una salida a su situación en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) este viernes a mediodía en la plaza de los Reyes. Aseguran que están discriminados en comparación los residentes subsaharianos y reclaman su salida hacia la Península como sucede con éstos, algo que casi nunca ocurre en el caso de los argelinos, denuncian.

Pancartas de cartulina en mano, el medio centenar de migrantes han recorrido el Paseo del Revellín hasta llegar a la plaza de los Reyes, seguidos muy de cerca por la Policía Nacional. Allí, frente a Delegación han protestado de forma pacífica hasta pasadas las 13.00 horas.

Sukaina, la única mujer del grupo, de origen marroquí y esposa de uno de los manifestantes, la única del grupo además que dominaba el español, hizo de portavoz con los medios de comunicación reclamando desesperada una salida a su situación, pidiendo que les trasladen a la Península o se les facilite una casa ya que no pueden conseguir un trabajo pues se les niega cuando dicen que residen en el CETI.

“Ya no aguantamos más”, dice al borde de las lágrimas, explicando que comparte habitación con otras diez personas “de piel morena” en el CETI y no puede dormir con su pareja (hombres y mujeres duermen separados en el centro de inmigrantes) y hay “personas malas”.

Pasada la una de la tarde el grupo recogió sus pancartas y se disolvió pacíficamente sin que fuera necesario nada más que la Policía se lo pidiera por favor.