Una niña confiesa que el detenido por presuntos abusos a otra menor le hizo lo mismo en el baño del colegio

Imagen de recurso.

Tras la denuncia formulada por la familia de una niña vecina del arrestado en Pasaje Recreo, al menos una compañera, alumna del colegio en el que trabaja el encargado, dice que ha sufrido durante meses tocamientos bajo su ropa interior y besos en la boca en el servicio o en el pasillo. La Policía ha citado a otras cinco familias de pequeñas que podrían haber sido víctimas.

Los funcionarios de la Policía Nacional que se han hecho cargo de la investigación de un caso de presuntos abusos sexuales por parte de un hombre en su garaje sobre una menor vecina de Pasaje Recreo escolarizda en el mismo centro educativo donde trabaja han recabado la declaración de la madre de al menos otra niña que ha confesado sufrió hechos parecidos de forma repetida en el tiempo durante meses en los baños del colegio.

Las pesquisas se han desencadenado durante las últimas horas de este sábado y este domingo tras recibir una denuncia de los progenitores de la primera pequeña. Después de conocer su versión y arrestar en casa de su madre al encartado, los agentes han citado a las familias de otras compañeras con entre 6 y 10 años que supuestamente también habrían sufrido tocamientos de distinto alcance y más o menos duración en el tiempo en el interior del CEIP Lope de Vega, donde el hombre trabaja como empleado de mantenimiento en el marco del Plan de Empleo pero en el que no había hasta ahora sospechas ni recelos ni rumores por su comportamiento, según todas las fuentes consultadas.

Al menos una menor, según ha explicado su madre a Ceutaldia.com, ha reconocido que el varón estaba a menudo en el baño femenino y que cuando terminaba de hacer sus necesidades la sentaba en sus piernas y le introducía la mano debajo de su ropa interior y le daba besos en la boca. Abusos parecidos habrían tenido lugar también “en el pasillo justo enfrente de la puerta del baño”.

Todo ello estaría sucediendo “desde que empezó el curso” hasta hace “aproximadamente quince días” pero la menor “tenía miedo” de decírselo a sus padres “y que este hombre le hiciera algo, ya que le decía que no se lo dijera a nadie”.

Los agentes que se han hecho cargo de las indagaciones a partir de la denuncia recibida están intentando determinar antes de proceder, en su caso, a la puesta a disposición judicial del detenido, el alcance exacto de los supuestos abusos cometidos y el número de presuntas víctimas dentro o fuera del ámbito laboral del individuo.