La Policía Nacional detiene a una empleada de hogar por robar joyas en el domicilio donde trabajaba


La Policía Nacional detiene a una empleada de hogar por robar joyas en el domicilio donde trabajaba

- Los empleadores denunciaron el robo el pasado día 12

- El control peatonal de la Estación Marítima detuvo el miércoles a dos jóvenes de 20 años que intentaron embarcar con 600 gramos de hachís

El pasado día doce de enero un matrimonio acudió a la Jefatura Superior de Policía en Ceuta para denunciar que había sido víctima de un robo. A la pareja le habían desvalijado el joyero: varias pulseras, broches, prendedores, anillos y solitario. Todo de oro. Y en algunos casos con piedras incrustadas, según ha relatado la propia Policía Nacional a través de un comunicado de prensa.

En la denuncia constataron que ese día, el de la desaparición de las joyas, salvo la pareja y la empleada de hogar, una trabajadora transfronteriza nadie más había accedido al domicilio.

Tampoco había cerradura forzada alguna para acceder a la casa, así que todo apuntaba a la empleada del hogar. Los investigadores de la Policía Nacional procedieron a detener a la trabajadora y la trasladan a las dependencias policiales y una vez allí, F.B. reconoce que se llevó alguna de las joyas denunciadas y que posteriormente las vendió en Marruecos. La mujer de 34 años de edad ha sido puesta a disposición judicial y carece de antecedentes.

Tráfico de hachís

Los agentes de la Policía Nacional que realizan labores de vigilancia en el acceso al embarque para los peatones en la Estación Marítima detuvieron ayer a dos jóvenes, S.C.G y I.A.M de 20 años de edad cada uno y residentes en Ceuta cuando intentaban acceder al barco con unos 600 gramos de hachís ocultos.

La droga fue decomisada tras realizar el habitual cacheo a ambos jóvenes y comprobar que llevan el hachís adosado al cuerpo en distintas partes.