61 DE 142 HASTA OCTUBRE

El porcentaje de órdenes de protección por violencia de género denegadas en Ceuta se dispara al 42%

El porcentaje de órdenes de protección por violencia de género denegadas en Ceuta se dispara al 42%
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

Ceuta, que desde 2009 venía siendo una de las Autonomías en las que menos órdenes de protección por violencia de género solicitadas se denegaban, apenas un 20%, cambió de tendencia durante los nueve primeros meses del año pasado. Se pidieron más y se rechazaron muchas más. Desde hace ocho años, cuando comienza la serie estadística histórica de la Delegación del Gobierno específica para combatir los malos tratos, se han incoado en la ciudad 791 y se han adoptado 639, habiéndose rechazado 152, el 19,2% del total. A nivel nacional, el porcentaje de las denegadas desde 2009 casi se duplica y roza el 37%: se han concedido 202.354 de las 319.042 incoadas.

Sin embargo, entre enero y octubre de 2017 la tendencia cambió: se denegaron en Ceuta el 42,9%, 61 de las 142 tramitadas.

La cifra total de órdenes incoadas es la más alta desde que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género comenzó a publicar este tipo de información estadística: pese a no haberse computado todavía los números del último cuarto del año, se eleva a 142, por encima de todo 2016 (131) y muy por delante de 2002, el siguiente ejercicio con mayor número tramitado (100).

De esas 142 órdenes se han adoptado 81 y se han denegado 61, un porcentaje desconocido hasta ahora. En términos absolutos, durante solo nueve meses se denegaron más órdenes de protección que durante los cuatro años anteriores juntos (se rechazaron 5 en 2016, 16 en 2015, 10 en 2014, 14 en 2013 y 17 en 2012).

La obtención de una orden de protección reconoce a la víctima de violencia de género como tal y activa medidas dirigidas a garantizar su seguridad, sociales, asistenciales, ayudas y prestaciones. Las sociales, con un mes de duración, las tiene que solicitar la víctima y se pueden dirigir a determinar el uso y disfrute de la vivienda, el régimen de custodia, visitas y comunicación con hijos, la prestación de alimentos y a la protección de los menores.

Las medidas penales las adopta el juez en función del nivel de riesgo apreciado y están destinadas a evitar agresiones. Entre ellas puede estar la prisión provisional, la orden de alejamiento, la prohibición de comunicación, la prohibición de residir o acudir al lugar donde se produjo el delito o residencia de la víctima, la retirada de armas y otros objetos peligrosos... También se pueden dictar servicios y recursos destinados a ofrecer asistencia y atención psicológica, jurídica o social para solicitar ayudas económicas, gestionar el acceso a servicios de atención y acogimiento para víctimas y menores a su cargo...

Llamadas al 016 y casos activos

 A lo largo de los once primeros meses del año pasado el 016, el servicio telefónico gratuito de información y asesoramiento jurídico en violencia de género que no deja huella en la factura y opera las 24 horas de los 365 días del año, recibió 107 llamadas pertinentes, una más que durante todo 2016.

Noviembre se cerró en la ciudad autónoma con veinte casos de violencia de género de riesgo ‘medio’, 114 de riesgo ‘bajo’ y 426 de nivel ‘no apreciado’, así como ninguno ‘alto’ o ‘extremo’. En un total de 134 casos existe, por tanto, algún tipo de protección policial activada.