INMIGRACIÓN

Primera noche tranquila en la frontera en una semana

Primera noche tranquila en la frontera en una semana
ARCHIVO.
ARCHIVO.  

La frontera del Tarajal que separa Ceuta y Marruecos ha vivido su primera noche tranquila desde el pasado lunes 7 de agosto tras seis intentos de salto de la valla en una semana.


Una presión migratoria sin precedentes que se ha saldado con la entrada de 187 migrantes subsaharianos, todos en la misma entrada, el pasado 7 de agosto, cuando lograron entrar a la carrera por el paso fronterizo peatonal. El resto de intentos han sido frustrados por las autoridades marroquíes en colaboración con la Guardia Civil.

Veinticuatro horas después del pase masivo, el martes 8 de agosto, alrededor de un millar de migrantes subsaharianos volvieron a intentarlo en esta ocasión tratando de saltar el vallado por la zona conocida como Finca Berrocal, la más utilizada por su fácil acceso a la valla intentaron entrar en grupo por el vallado, aunque solo unos 300, según la Guiardia Civil, lograron alcanzar el perímetro. El miércoles 9 fueron más de medio millar de subsaharianos los que lo volvían a intentar de nuevo a la carrera por el paso peatonal. Intento que fue en vano por la rápida actuación de las fuerzas marroquíes, que sellaron los accesos.

Intentonas que volvieron a repetirse en la madrugada del 11 de agosto, cuando varios grupos volvieron a intentarlo, esta vez a través de la valla por la zona conocida como Finca Berrocal, donde el acceso al vallado es más fácil y las cámaras térmicas se topan con obstáculos que impiden la localización de los migrantes. No fue el único ese día, otras 150 personas lo intentaron también a la carrera, también en vano por la actuación de la policía de aduanas de marruecos.