TERRORISMO

Prisión sin fianza para el presunto yihadista que vivía en Algeciras e hizo contactos en Castillejos

Prisión sin fianza para el presunto yihadista que vivía en Algeciras e hizo contactos en Castillejos

El juez Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha decretado este jueves prisión provisional comunicada y sin fianza para Anis M.R.R., detenido el pasado martes en Álava, por su vinculación con el yihadismo. El magistrado le considera presuntamente responsable de un delito de terrorismo y estima que su activismo en pro de la causa yihadista "no es meramente intelectual, sino que encuentra su reflejo en manifestaciones y acciones externas concretas, hasta el punto de adoptar un rol protagonista en la planificación de un atentado terrorista en España frustado a raíz de la detención de Ismail Amaghtir [en Marruecos en octubre del año pasado], al que se encomendaba su ejecución material".

Ambos se conocieron en Castillejos en 2017 y después "intensificaron progresivamente su relación" tanto en el plano virtual "como en posteriores encuentros en persona en suelo marroquí durante el mes de septiembre".

El detenido en el País Vasco ejercía "de forma consciente y directa" una "labor radicalizadora y adoctrinadora" sobre el marroquí, "quien termnó decidiénsoe por emprender un ataque terrorista en suelo europeo".

El ahora encarcelado se comprometió a dar "apoyo logístico y económico" al atentado y, en particular, a facilitar "la financiación necesaria para los preparativos en España, así como un vehículo y armas blancas para su perpretación".

Una investigación llevada a cabo por la Comisaría General de Información, junto con la Brigada Local de Información de Algeciras de la Policía Nacional, finalizó este martes con la detención en Vitoria de A.M.R.R. de 21 años de edad y nacionalidad marroquí, por su presunta pertenencia a la organización terrorista DAESH para la que supuestamente realizaba labores de captación y adoctrinamiento.

La operación contó también con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Vitoria. En la misma se hicieron tres registros, dos de ellos en domicilios de Vitoria y Algeciras y otro más en un locutorio de la localidad gaditana que el detenido frecuentaba.

El arrestado era conocido por su pertenencia a círculos radicales de ideología yihadista en Algeciras, donde residía habitualmente. Éste había experimentado un drástico cambio en sus hábitos de vida y en sus manifestaciones, que se escoraron hacia postulados salafistas extremistas, llegando incluso a defender en las redes sociales acciones violentas perpetradas por organizaciones terroristas, especialmente DAESH.