SALTO "VIOLENTO"

Radiales, cizallas, mazos, heces, cal viva, lanzallamas caseros y piedras para entrar en Ceuta

Radiales, cizallas, mazos, heces, cal viva, lanzallamas caseros y piedras para entrar en Ceuta

Dieciséis migrantes y diez guardias civiles han tenido que ser trasladados al Hospital tras la intrusión de primera hora de la mañana, protagonizada por unos 800 extranjeros de los que 602 han conseguido acceder a territorio español.


Un total de 602 inmigrantes de origen subsahariano han conseguido acceder a Ceuta a primera hora de la mañana este jueves. De ellos, 586 ya se encuentran acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y 16 han sido evacuados con al Hospital Universitario de la ciudad con cortes.

Diez guardias civiles también han requerido asistencia sanitaria en el clínico de Loma Colmenar por haber sido rociados “con algún tipo de ácido,cal o líquido blanco” y han sido tratados por “trastornos respiratorios y afección cognitiva”. En todos los casos el pronóstico es, según fuentes sanitarias, “favorable" y serán dados de alta durante las próximas horas.

Según ha precisado la Dirección General de la Guardia Civil, el salto ha tenido lugar “sobre las 6.35 horas”, cuando en la zona de Finca Berrocal se registró “una acción de intrusión de unos 800 inmigrantes subsaharianos mediante la utilización para cortar los mallazos de protección exterior e interior de radiales eléctricas, cizallas y mazos”.

Además, “para evitar que la Guardia Civil se acercara a la zona donde se estaba produciendo el intento de entrada irregular los inmigrantes utilizaron material defensivo como escudos, protectores corporales artesanales y ofensivos, lanzando de manera virulenta a los agentes recipientes de plástico con excrementos y cal viva, esprays a modo de lanzallamas, piedras y palos”.

También se han recuperado “cócteles molotov y bolsas con hachís”. Una vez en territorio español, los indocumentados “han lanzado piedras a los agentes y a los vehículos oficiales provocando a tres de ellos la rotura de cristales.

Como resultado de “la violencia utilizada por los inmigrantes en su intrusión” han resultado heridos de diversa consideración 15 guardias civiles de los que 5 han tenido que ser asistidos en el Hospital Universitario.