AUDIENCIA PROVINCIAL

Rechazan el recurso del ex profesor investigado contra el análisis de sus equipos informáticos

Rechazan el recurso del ex profesor investigado contra el análisis de sus equipos informáticos
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz ha desestimado íntegramente “sin perjuicio de lo que pudiera disponerse de llegar a juicio oral” el recurso de apelación interpuesto por la defensa del ex profesor del Colegio San Agustín A. D. B. investigado por presuntos delitos de pornografía infantil, corrupción de menores y abusos sexuales que pedía la nulidad del registro de dispositivos de almacenamiento masivo acordada por el Juzgado de Instrucción en el curso de las diligencias abiertas hace ya casi doce meses.

El recurso alegaba que pese a que el auto del 28 de noviembre del año pasado daba un plazo de 30 días para informar “de lo encontrado en el teléfono móvil, una tableta y dos ordenadores portátiles intervenidos” dicho periodo “no fue respetado”.

Según la Audiencia, los abogados del docente rebatieron la argumentación del auto recurrido en el sentido de que no hubo “control judicial efectivo” durante toda la investigación y que la Guardia Civil tardó “más de cinco meses” en la tramitación de las pruebas, así como que “el volcado se produjo sin presencia del letrado de la defensa, que solicitó “que se cese en el análisis de los mencionados equipos y que se decrete la nulidad de obtenido tras la mencionada habilitación”.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular se opusieron al recurso y solicitaron su desestimación destacando esta última que “la clave de acceso fue facilitado la propia defensa sin que se haya causado indefensión”. El Ministerio Público ha argumentado que para la diligencia impugnada no se requiere “plazo habilitante”.

Desde la óptica de la Audiencia el recurso trata de una materia “que solo puede analizarse desde el principio de ponderación” al que no son ajenas “ciertas excepciones como la de buena fe o descubrimiento inevitable”. "Aún cuando se postule por alguna resolución jurisprudencial que teóricamente no cabría descartar la eliminación del material viciado ante de llegar a la fase de juicio oral y que podría hacerlo el propio instructor, solo sería procedente ante infracciones patentes, fuera de cualquier discusión, y que afectaren gravemente  la toma de decisión en la causa, que no es el caso”, ha resuelto.

Entrada en domicilio

La Audiencia ya rechazó en junio otro recurso del ex profesor contra la entrada y registro de su domicilio que consideraba que se había acordado “sin que concurriesen suficientes motivos para ello” y pedía que se excluyese como material probatorio “lo que pudiera haberse obtenido mediante la vulneración de un derecho fundamental”. Sí rebajó de 100 a 50 metros “la distancia de separación tanto del menor como del Colegio San Agustín” porque manteniendo los fijados inicialmente se podía forzar una “inmovilidad total” en Ceuta.

La defensa negó que se le pudiera imputar la comisión de los delitos investigados porque “nadie hasta el momento ha hablado o siquiera insinuado la existencia de situación de abuso sexual a menor alguno”, por lo que desde su punto de vista “la imputación es gratuita e inconsistente y no cabe adoptar medida cautelar de forma preventiva por un delito que no consta cometido”.

Respecto de la pornografía infantil apuntó que “la propia Guardia Civil establece que no se han encontrado imágenes de sexo explícito y el material encontrado en ningún caso puede calificarse de pornografía a la luz de la jurisprudencia” pero para la Fiscalía, sin embargo, “es pornografía la representación de los órganos sexuales de un menor sin necesidad de que exista sexo explícito”.

"Solo existirían, en todo caso, indicios de corrupción de menores y se trata de analizar si las imágenes incautadas tienen, prima facie, entidad suficiente para ser subsumible en el tipo penal o si por el contrario no existen indicios racionales de criminalidad suficientes”. “En este caso se niegan expresamente, pues aun cuando en las imágenes pueda aparecer algún joven desnudo, en ningún caso sería encuadrable en el tipo penal”, esgrimió