BALANCE

El refuerzo del perímetro fronterizo aumenta la entrada de migrantes irregulares por vía marítima

El refuerzo del perímetro fronterizo aumenta la entrada de migrantes irregulares por vía marítima
Imagen de las heridas de uno de los inmigrantes subsaharianos que protagonizaron el último salto a la valla el pasado mes de agosto.
Imagen de las heridas de uno de los inmigrantes subsaharianos que protagonizaron el último salto a la valla el pasado mes de agosto.  

El pasado 23 de agosto de 2018, hace casi un año, España expulsaba de forma colectiva y casi sumaria a los más de cien inmigrantes que el día antes habían saltado la valla. Fue el último salto masivo al perímetro de Ceuta, desde entonces solo un pequeño grupo de cinco logró saltar el vallado.

La decisión de España de expulsar sin miramientos a todo aquel migrante que intentara entrar por medios violentos, el refuerzo de los controles y la vigilancia por parte de Marruecos y la construcción de una tercera valla en suelo marroquí han terminado marcando un antes y un después, cambiando las tendencias y forzando nuevas rutas.

Así lo demuestra el balance quincenal sobre inmigración irrregular del Ministerio de Interior con datos acumulados desde el 1 de enero al 31 de julio de 2019, en el que se refleja un notable descenso de un 36 por ciento, que en el caso de las entradas irregulares por vía marítima alcanza una caída del 40 por ciento. Descenso que no tiene su reflejo en Ceuta, donde se registró la entrada por métodos ilegales de 279 personas por vía marítima, 16 más que en el mismo periodo de 2018, lo que supone un incremento del 6 por ciento. En total, desde el 1 de enero han entrado en Ceuta de forma irregular 36 embarcaciones, 14 más que en 2018. Por el contrario, en Melilla, las entradas por vía marítima descendieron un 75 por ciento.

Justo la tendencia contraria a la registrada por la vía terrestre. Según los datos de interior, en lo que va de 2019 entraron en Ceuta 628 migrantes, 595 menos menos que en 2018, lo que supone un fuerte descenso del 48 por ciento.