Rodríguez Gómez y Doncel, imputados por un presunto delito de prevaricación administrativa

Rodríguez Gómez y Doncel, imputados por un presunto delito de prevaricación administrativa
Doncel y Vivas, durante una comparecencia.
Doncel y Vivas, durante una comparecencia.  

- Los Juzgados de Instrucción de Ceuta incoan diligencias que ya han superado una petición de sobreseimiento por las decenas de contratos que el ex consejero de Gobernación firmó por menos de 3.000 euros y que terminaron con su cese

- El caso ha pasado por el Tribunal de Cuentas, adonde lo llevó Caballas, y la Fiscalía Anticorrupción, que lo derivó al Ministerio Público de la ciudad autónoma

- Recuerde la misiva a Vivas de los sindicatos que precipitó el cese del ex miembro del Ejecutivo local


Tres años después de que Juan Vivas rompiese su política de promover dimisiones, como hizo con Pedro Gordillo o Carolina Pérez, en lugar de firmar ceses, algo que sólo ha hecho con José Antonio Rodríguez Gómez, el que fuera consejero de Gobernación vuelve al primer plano de la actualidad como imputado por un presunto delito de prevaricación administrativa, el mismo que los Juzgados de Instrucción de la ciudad autónoma creen que pudiera haber cometido, de acuerdo con las diligencias previas incoadas, por el también ex titular del departamento de Fomento, Juan Manuel Doncel, ahora gerente de la GIUCE.

El proceso, que según fuentes judiciales ya ha superado una petición de sobreseimiento de las defensas de los ex miembros del Ejecutivo de Vivas que recibió un informe negativo de la Fiscalía, espera durante las próximas semanas la declaración del interventor de la Asamblea como testigo-perito.

El camino judicial que ha derivado en la imputación de Rodríguez y Doncel (que en 2010 pasó por el mismo trance, por los presuntos delitos de prevaricación y delito contra el medio ambiente, por ignorar la normativa contra el ruido) ha sido largo e intrincado. En octubre de 2010, la coalición Caballas puso en conocimiento del Tribunal de Cuentas la existencia de “una serie de adjudicaciones de contratos” encargados durante varios años para el Área de Gobernación a un empresario “que podrían encontrarse fuera de cualquier procedimiento licitador reglamentario”.

De esta forma los localistas aludían a los más de 30 contratos de suministro realizados por el ex consejero de Gobernación (su homólogo de Fomento también firmó "alguno") “siempre con las mismas dos empresas y siempre por debajo de 3.000 euros para tramitarlos como un contrato menor”. La coalición recogía así el guante lanzado por los sindicatos a través de una carta en la que UGT, CCOO y CSI.F denunciaban una serie de obras comprometidas (ampliación de gimnasio, área de descanso y sala de transmisiones) que no habían sido ni tan siquiera iniciadas pese a los diferentes expedientes de contratación tramitados al efecto.

Hasta Vivas reconoció en su momento que la misiva sindical había despertado “dudas” sobre la gestión de Rodríguez, que fue destituido de forma fulminante. Los informes técnicos internos sobre la cuestión aludieron a supuestas “irregularidades administrativas” a las que Caballas dio poca credibilidad porque habían sido “redactados por parte afectada en este entramado asunto”.

El Tribunal de Cuentas no encontró, al analizar la documentación que le envió Caballas, irregularidades contables, pero apreció la existencia de indicios de infracciones penales, por lo que decidió poner el asunto en manos de la Fiscalía Anticorrupción, que se tomó en serio el tema y lo derivó, a su vez, al Ministerio Público en la ciudad autónoma, de cuya actuación nacen las diligencias abiertas contra Rodríguez Gómez y Doncel.

El artículo 404 del Código Penal establece que a la autoridad o funcionario público que, “a sabiendas de su injusticia”, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo “se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de siete a diez años”.

Lea también:

- El Tribunal de Cuentas abre diligencias sobre la gestión de Rodríguez Gómez al frente de Gobernación

- Los lectores de ceutaldia.com creen que el Gobierno ocultó la verdad en el cese de Rodríguez

- Vivas defiende su transparencia en Gobernación a pesar de no querer una comisión de investigación 

- El PP rechaza la comisión de investigación porque sólo busca "deteriorar" la imagen del Gobierno 

- La UDCE remite al Tribunal de Cuentas un expediente sobre las irregularidades en Gobernación 

- UDCE pide de nuevo la comisión de investigación antes de acudir a la Justicia 

- La Ciudad adelanta la presentación de la ‘auditoría’ tras hacer público UDCE datos de la misma

- Yolanda Bel niega a Rodríguez y asegura que no fue él quien encargó la auditoría y sí Vivas 

- El Gobierno se conforma con la auditoría y no habrá Comisión de Investigación en Gobernación 

- Caballas y PSOE piden una Comisión de Investigación para esclarecer lo sucedido en Gobernación 

- El PSOE pide a Vivas "claridad y veracidad" ante un "nuevo escándalo" del Gobierno

- Aróstegui acusa a Rodríguez de pagar un finiquito en su empresa con empleo en una sociedad municipal

- Unas obras pagadas, pero no ejecutadas en Gobernación podrían ser la causa del cese de Rodriguez 

- Carta de los sindicatos al consejero de Gobernación

- Vivas reconoce que un documento de los sindicatos despertaba dudas sobre la gestión de Rodríguez 

- Vivas destituye a José Antonio Rodríguez como Consejero de Gobernación