GESTIÓN DE LOS MENA

Silencio tras el asesinato de un joven a manos de menores tutelados por la Ciudad

Silencio tras el asesinato de un joven a manos de menores tutelados por la Ciudad
El cadáver de Ibrahín esperando a ser levantado el pasado viernes
El cadáver de Ibrahín esperando a ser levantado el pasado viernes  

Mientras crece el malestar ciudadano por la actitud delictiva de grupos de menores que llevan suponiendo un quebradero de cabeza para la seguridad pública desde hace meses y que forman parte del núcleo reivindicativo de la plataforma ciudadana creada en redes sociales que llenó la plaza de los Reyes el pasado enero, se impone el silencio desde la administración y desde los grupos políticos de la oposición. Al menos en lo que a la posible responsabilidad de la Administración en la tutela de los menores se refiere. Mientras el grupo de ‘Ceuta Insegura’ en Facebook se dedica ya a organizar otra nueva concentración, sólo Ciudadanos en el ámbito político ha esbozado una reflexión sobre la gestión de los menores que realiza la administración local tras el último incidente violento, el asesinato de un joven marroquí, precisamente a manos de menores tutelados por la Ciudad, el pasado viernes, en pleno centro.

La responsable máxima del área, la consejera de Sanidad, Adela Nieto, ha declinado este domingo hacer cualquier análisis o reflexión ante los micrófonos de los medios de comunicación durante la salida de la carrera de la Mujer a la que acudió y sobre la que sí habló con los periodistas. Tampoco hay comunicado en esta ocasión por parte del Ejecutivo ofreciendo algún punto de vista sobre el asunto.

La Autoridad Portuaria decidió el mes pasado en un controvertido Consejo de Administración reforzar la presencia de los agentes de la Policía Portuaria en la avenida Cañonero Dato, precisamente con la intención de vigilar más de cerca a estos grupos de menores, que vienen protagonizando todo tipo de noticias en la sección de sucesos desde hace meses.

El crimen del pasado viernes, a pesar de su impacto emocional en la opinión pública, por producirse de manera violenta y en pleno centro, no parece, al menos por el momento, que vaya a suponer ningún punto de inflexión en la gestión de unos menores que pasan la mayor parte del día en la calle y cuyas actuaciones de este tipo una semana tras otra dejan en evidencia la labor de la Administración por integrarlos en la sociedad, como máxima responsable de ellos, al ser su tutora.

Las únicas voces políticas que se han podido escuchar con claridad son las de Podemos y el MDyC, ambos partidos han optado por hacer hincapié en llamar a la calma ante los comentarios subidos de tono en redes sociales criminalizando a todo el colectivo de menores que tutela la Ciudad. Ninguna de las dos formaciones ha apuntando idea alguna sobre la gestión que realiza, precisamente ese tutor legal, la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Sólo Ciudadanos a última hora del domingo, más de dos días después del asesinato, ha esbozado de forma leve la responsabilidad que le atañe a la Administración para pedir mano dura con los chavales que gestiona. Aunque en su comuniado dedica más palabras y espacio a señalar lo que entiende como una "ofensa", las palabras del PP sacando pecho porque Ceuta ya no es la ciudad sin Ley de otras épocas.

La Administración Local es desde el viernes además responsable subsidiaria de las posibles penas económicas que se le puedan imponer en la vía judicial al asesino del joven marroquí.

El MDyC, en ese sentido, sí ha exigido al Ejecutivo que se haga cargo del traslado del cuerpo del joven asesinado hasta Tetuán, dada la precariedad económica de su familia.

Silencio tras el asesinato de un joven a manos de menores tutelados por la Ciudad