FALTA DE CONFIANZA EN EL SISTEMA

UGT alerta del elevado número de agresiones hospitalarias que no se denuncian "por miedo"

UGT alerta del elevado número de agresiones hospitalarias que no se denuncian "por miedo"
Archivo
Archivo  

"¡Cualquier día ocurrirá una desgracia!" Esta es la frase que se escucha constantemente en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta, cada vez que se produce una agresión física o verbal contra los trabajadores que allí prestan sus servicios, denuncian desde la FSP de UGT que asegura que las agresiones "e producen con mucha más asiduidad de las que reflejan las estadísticas del Ingesa".

Agresiones que según UGT "se producen con mucha más asiduidad de las que reflejan las estadísticas del Ingesa, las cuales no recogen todas aquellas que los trabajadores no denuncian en su centro de trabajo ni en la comisaría de policía por miedo. Miedo a que te reconozcan en la calle cuando sales de tu domicilio, miedo cuando recoges a tus hijos del colegio, miedo a que el agresor simplemente vaya a buscarte a tu trabajo y cumpla con la amenaza con que te señaló aquel día. Miedo en definitiva a que el agresor vuelva a hacerte un daño, quizá esta vez irreparable, por haber denunciado una agresión anterior", alegan

Poca confianza en el sistema

Además, y por si esto fuera poco, denuncian desde el sindicato, los trabajadores dejan de denunciar las agresiones por la poca confianza que le merecen los supuestos mecanismos de protección de que disponen, los cuales no impiden que los agresores, un día si y otro también, puedan emplear el tipo de violencia que quieran contra ellos, ya sea verbal o física, en muchos casos con armas punzantes".

Agresiones que no se denuncian, que no tienen eco en los medios de comunicación, pero es una realidad con la que conviven diariamente los trabajadores del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta. A UGT le preocupa esta situación de inseguridad, y exigen al Ingesa, al Gobierno de la Ciudad y del Estado, "que cumplan con su obligación de proteger a estos trabajadores, arbitrando las medidas necesarias para que no se produzcan mas agresiones. Bien con vigilancia policial en el servicio de urgencias las 24 horas, instalando un arco de detección de metales, o cualquier otra medida que devuelva la seguridad y confianza a los trabajadores".