Imprimir

La jueza del 6-F se da otros 18 meses para investigar si la Guardia Civil delinquió en el Tarajal y cita testigos

Ceuta al Día | 13 de febrero de 2019

valla policía apaisada
valla policía apaisada

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta no parece dispuesta a llevarse un tercer revés en la Audiencia Provincial, que ya le ha ordenado dos veces llegar hasta el final para aclarar si el 6 de febrero de 2014 los guardias civiles a quienes se puso en primera línea del espigón del Tarajal para frenar con medios antidisturbios a un grupo de migrantes subsaharianos que intentaban rodearlo (al menos 14 murieron ahogados) pudieron delinquir en el empeño.

Hace ya dos años, en su primer auto al respecto, la Audiencia dejó claro que “si nada excusa la tibieza o dejadez para investigar cualquier hecho que pudiera ser objeto de un procedimiento por delito no leve, mucho menos lo haría cuando la vida, la integridad física o la dignidad en general de las personas se haya podido ver conculcada por la actuación de personas que obran por cuenta del Estado”.

Alumbrada por ese principio, la magistrada ha decidido, de momento, prorrogar la instrucción de la causa otros 18 meses. Según fuentes judiciales, ha aceptado la petición que le transmitió el Ministerio Fiscal sobre una causa que fue declarada compleja en abril de 2016 y cuyo plazo límite de instrucción, de un año y medio, estaba próximo a cumplir una vez descontado el tiempo que las diligencias pasaron en fase de sobreseimiento. “En atención a las circunstancias concurrentes”, ha razonado la magistrado sobre la causa del 6-F, “procede prorrogar el plazo acordado”.

A falta de que Marruecos conteste a la comisión rogatoria sobre las autopsias de los 9 cadáveres recuperados en su territorio, algo que posiblemente nunca ocurra y por lo que los políticos españoles tampoco ha parecido jamás demasiado interesados, la jueza ha acordado diligencias de investigación con el propósito de que se cite “sin dilación” como testigo al último superviviente de la tragedia localizado por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), un ciudadano camerunés residente en España cuya identidad responde a las iniciales H. K.

migrante vertical“Si bien la defensa se opone argumentando un ‘supuesto exceso probatorio’, lo cierto es que la Audiencia Provincial de Ceuta ha considerado justamente lo contrario en su resolución, firme, de revocación de sobreseimientos precedentes”, razona la magistrada. “A este respecto”, añade, “esta juzgado considera que en este caso la Audiencia ha destacado la gran trascendencia de esta causa, en la que fallecieron catorce personas, y ha requerido una instrucción lo más amplia posible, por lo que el testimonio ha de ser admitido”.

 

Otro superviviente en Madrid y dos en Alemania

La jueza tampoco se va a perder con las peticiones que la defensa ha querido poner sobre dos supervivientes localizados en Alemania. Sí ha pedido a la Policía Nacional “la correspondiente hoja del expediente de extranjería” de ambos pero no más. No ve ni pertinente ni necesario, por ejemplo, “recabar antecedentes policiales o penales de los testigos indicados” en este momento procesal “ni tampoco el libramiento de oficios a fin de determinar si los testigos son demandantes o no de los servicios sanitarios españoles”.

Igual de impertinente y superfluo le parece librar oficio a la Dirección General de Extranjería “para que informe si han sido o no solicitantes de asilo o refugio en Alemania, situación administrativa que en esta fase del procedimiento es irrelevante en atención a los fines de la instrucción”. Desde su punto de vista la solicitud de tales diligencias por parte de la defensa “no ha quedado justificada suficientemente” sin perjuicio, eso sí, de que la práctica de las mismas se pueda reiterar “una vez que depongan” los testigos.  La acusación temía que se quería “poner en el foco” en su situación personal antes de testificar, para lo que se ha cursado otra comisión rogatoria que, se supone, sí atenderán las autoridades germanas.

Para terminar, CEAR, personada como acusación, está intentando localizar también a otro presunto testigo presencial de la tragedia de hace cinco años de cuyo testimonio se hizo eco el diario 'El País' el pasado fin de semana con el objetivo de que, en su caso, pudiera ser citado en el marco de las diligencias de investigación abiertas para esclarecer presuntos delitos de homicidio, lesiones imprudentes y prevaricación.

“Me podría olvidar de la fecha de mi cumpleaños, pero nunca podré olvidar el 6 de febrero de 2014 porque ese día le di un abrazo a la muerte”, ha relatado Manfred Kolla a la periodista Sara Rosati sobre lo que sucedió en un contexto en el que “había mucha gente que no sabía nadar” y en el que “el gas y las balas hicieron que en unos minutos empezáramos a ver cadáveres flotando”, siempre según el relato publicado, que incide en que “wn la batalla de esa madrugada había muchos más niños” que él.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sucesos/jueza-6-f-da-otros-18-meses-investigar-guardia-civil-delinquio-tarajal-oira-testigos/20190213005731194391.html


© 2019 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital