Imprimir

¿Y si soy un facha y no lo sé?

Mail al director | envíenos su opinión a redaccion@ceutaldia.com

Ceuta al Día | 14 de enero de 2019

Javier Ángel Díez Nieto

Apenas nadie sabe lo que de verdad es en el fondo. Por eso desde hace un tiempo, no pasa un solo día sin preguntarme sobre lo que creo que soy o lo que podría ser. Es más, escuchando a nuestros subvencionados analistas en los medios de comunicación me pregunto muchas veces… ¿Y si mañana me despierto pensando que soy un facha? ¿Qué tendría que hacer? Porque ahora mismo no lo sé, ya que el sendero de ideas por donde camino es muy resbaladizo y me puede empujar hacia uno u otro lado.

Por ello, me ha sorprendido que, por ejemplo en Andalucía, después de tantos años de verdadera y única democracia socialista, más de 400.000 andaluces son fachas y que además se espera que en las próximas elecciones nacionales sean muchísimos más ¡Todos ellos… futuros fachas desconocidos!. Y esto es un verdadero dilema para aquellos que piensan que democracia es solo la de aquellos que tienen su única forma de pensar. Es decir…el partido de Sánchez, Pablo Iglesias, Bildu, y los demás independentistas tanto catalanes como de cualquier otra región…Es decir… ¡Solo es demócrata el que piensa igual que ellos! Cualquier discrepancia es totalitarismo extremista y por tanto facha ¡Jo…con la democracia!. Consiguientemente al no pensar lo mismo y cuestionarlo, debo de ser un facha de tomo y lomo.

Y la duda de si soy un facha o no, empieza también cuando creo en que la unidad territorial de toda esta nación que desde siempre hemos llamado España, y dado que es una idea totalmente opuesta a la idea de separación territorial parcelando el territorio en meras regiones taifas, la mía no es compatible con las opiniones diferentes que desean su división. División territorial, que solo los demócratas de verdad admiten. Luego, al pensar diferente a la plurinacionalidad asimétrica tan cacareada, es posible que sea un facha y no me dé cuenta.

Después, resulta que respeto a mi bandera roja y gualda, que simboliza mi nación. Bandera que me agrada y llena de orgullo cuando ondea sobre todos nosotros. En parte, porque me recuerdan los colores de los campos de las tierras españolas, llenas de amapolas rojas y de flores amarillas que cubren su suelo dándoles identidad de uniformidad. Y por ello, al no tener la misma sensación de orgullo, aunque si de respeto con las otras, me significa sin duda como facha irredento.

Pero, es que hay más. Pues no va… y encima creo que la inmigración debe ser reglada y legal, contrariamente a los que consideran que nuestro país debe tener la puerta abierta a todos sin límite alguno. Opinión personal esta de la regulación, que se opone con los verdaderos demócratas de libro que nos bombardean todos los días y a todas horas en nuestros medios de comunicación, acusándonos de conculcar los derechos humanos. Es más defiendo la historia, costumbres, tradiciones y la identidad española de todas sus regiones. Luego con ello, no cabe duda que puedo ser un facha y además…Xenófobo.

Por otra parte, al considerar que todos somos iguales, tanto hombres como mujeres, y que por ello debemos tener la misma consideración y garantías ante la ley, reprobando absolutamente cualquier violencia sea del género que sea, resulta que soy un machista y por ende facha de la peor calaña. Luego, sin duda puedo ser un facha machista de los peores.

Luego, va y resulta que por ideas tanto religiosas (por cierto, soy católico), como de la inherente dignidad de la persona humana y que discrepo de la opinión sobre el aborto libre. Pues aquí, ya no cabe duda de que soy un facha. Es más, cuando escucho las diferentes opiniones sobre la ley de la memoria histórica, recuerdo a mis padres a quienes en la guerra les toco a cada uno un bando diferente, hasta el punto de que la familia de uno de ellos tuvo que salir de España refugiándose en Francia, y que jamás nos educaron en odio a ninguna parte, pues me van a perdonar que no entienda la necesidad de recordar los sucesos ya pasados y casi olvidados. Luego debo ser un facha cuando considero que debemos mirar hacia adelante nunca hacia atrás, sin levantar rencores ya olvidados, que además nosotros no vivimos ni sufrimos.

Y ya por ultimo. Yo que siempre me he considerado moderado en mis opiniones, orgulloso de mi bandera (que por cierto jure defender en su día), someterme a la constitución que nos dimos en 1978 y a la decisión de los jueces legalmente establecidos por nuestras leyes, defensor a ultranza de la convivencia dentro de la ley, que rechazo el aborto libre, que asumo como buena y necesaria la entrada legal, regulada y pacífica de los inmigrantes, que creo que la unidad de España es buena y en otras muchas más cosas que han permitido el bienestar de nuestra nación durante tantos años, estoy preocupado. Es más…me pregunto qué pasaría si desaparecieran las generosas subvenciones. ¿Aparecerían muchos más fachas? Pero sobretodo, me pregunto y me preocupa…¿Qué pasará… si mañana me despierto siendo un facha y no lo sabía?.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/mail-al-director/y-si-soy-un-facha-y-no-lo-se/20190114174313192632.html


© 2019 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital