Opiniones de
La Zarpa
   

Nacionalismo(s)

En las discusiones acerca de lo que ocurre en Catalunya, es común la apelación a argumentos antinacionalistas por parte de quienes se oponen a que el pueblo catalán pueda expresar en unas urnas qué clase de relación jurídica quiere con el resto del Estado. El nacionalismo es algo malo, dicen, una aseveración que, de un lado, no hace distinción alguna entre los diferentes universos simbólicos que pueden constituir las distintas identidades nacionales y que, de otro, asume que cualquiera que esté a favor de un referéndum es, automáticamente, un nacionalista. Dos errores que lastran la posibilidad de cualquier debate serio.

Ceuta y Catalunya: lecciones de manipulación

Hay algo que se le debe reconocer al Partido Popular ceutí y es su habilidad a la hora de construir discursos y relatos capaces de hacer pasar a su formación como la representante del interés de la mayoría. Esa transversalidad en Ceuta, con Marruecos reivindicando históricamente...

Sobre el sectarismo y sus formas

Hace unos días, comenté a mi hermana y un par de amigos la conclusión a la que había llegado acerca de un personaje de una serie de televisión. Tras la exposición, me señalaron un elemento que no había tenido en cuenta y que, decían, invalidaba mi teoría. De primeras, intenté defender mi postura y buscar rápidamente en la memoria (no podía ser que no hubiera caído en la evidencia que ellos señalaban) algo que me permitiera mantenerla. Finalmente, y al verme sin una respuesta digna, no pude más que reírme y reconocer que todo mi argumento se había ido al carajo.

 

Esperanzas en el páramo

Resulta deprimente que en Ceuta, donde las políticas que históricamente se han denominado “de izquierdas” tienen más sentido que en (casi) ningún otro lugar, la derecha clasista y reaccionaria del Partido Popular siga disfrutando de tan enorme fuerza cultural y...

¿Qué opinas tú?

Hace unos días, asistimos a un nuevo capítulo de la serie de mentiras del Partido Popular. Tras la entrada en Ceuta de cerca de doscientos inmigrantes, el Delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, corrió a señalar la actitud violenta de los mismos,...

Izquierda y religión

La izquierda siempre se ha empeñado en regalarle las mejores armas al enemigo. Es como una maldición. Ocurrió cuando el marxismo compró la tesis liberal de que la democracia sólo era posible con el capitalismo. Entonces, si se quería terminar con lo segundo, había que acabar también con lo primero. Así, en lugar de elaborar una teoría política que explicara que el parlamentarismo, la separación de poderes, la libertad de prensa y todas las instituciones republicanas se volvían una mentira bajo condiciones capitalistas, muchos marxistas asumieron que toda la obra de la Ilustración no era más que una idea “burguesa”, iniciando así la búsqueda de algo mejor que la ciudadanía, de algo mejor que la idea de democracia. Se tiraba al niño con la ropa sucia. Y se le regalaba al capitalismo la defensa del estado de derecho.

Una excepcionalidad vergonzante

Tras el final de la II Guerra Mundial, los países europeos reiniciaron sus proyectos partiendo de una premisa común: el antifascismo. Una desolación continental que no podía volver a repetirse logró que, aun pudiendo albergar visiones diferentes de la sociedad, todos los actores...

Engaños y contextos

En julio de 2014, Pedro Sánchez ganaba las primarias del PSOE (sin mayoría absoluta) aupado por Susana Díaz y el grueso del aparato, representando la “derecha” del partido. Casi tres años después ha vuelto a ganarlas (esta vez con mayoría absoluta), representando lo contrario y frente al aparato. El nuevo Pedro Sánchez del puño en alto y la Internacional ha sido elegido Secretario General del Partido Socialista con un mensaje muy claro: estar lejos del PP y su criado Ciudadanos y más cerca de Podemos. No obstante, ya sabemos que no apoyará la moción de censura contra Rajoy ni piensa presentar una propia.

Contra la individualización de los problemas

El enfoque de género supuso un salto cualitativo importante en el estudio de las ciencias sociales al trasladar el análisis a un nivel más estructural. Hablamos de un cambio de paradigma que se puede ejemplificar a través de un planteamiento de García León: en vez de...

¿No mezclar fútbol y política?

“Sí. Y Hollywood también, pero en el sentido contrario”. Así contestó el cineasta Ken Loach cuando le preguntaron si lo que él hacía era cine “político”. Lo que revela esta respuesta es fundamental. Tendemos a creer que lo que se nos viene dado, lo que no cuestiona desde un punto de vista crítico el orden existente, no contiene aspecto político alguno. Pensamos que tomar partido por lo establecido es no tomar partido.

Mentir con buenas formas

Si hay algo que nunca he soportado es la mentira. Reconozco que puede ser un punto débil cuando uno decide defender públicamente una opción ideológica: en política no hay que dar a tu adversario el gusto de verte indignado y enfadado. En mi caso, es algo que me cuesta conseguir. Un mentiroso es capaz de hervirme la sangre, lo admito. Eso sí, aunque creo que ante la mentira hay que ser contundente, ello no significa que piense que llamar “Hija de puta” a una concejal sea correcto (por si alguien lo estaba pensando). También desconozco si la señora Miaja decía o no la verdad y, por lo tanto, la causa de cólera del señor Carreira. Me da igual. No es de eso de lo que quiero hablar.

Mafiosos sostenidos por burócratas

Hace ya más de un año, el catedrático de Derecho Constitucional, Javier Pérez Royo, publicaba una reflexión en ctxt.es en la que, al amparo del artículo 22.2 CE (“Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delitos son ilegales”),...

Argumentos erróneos

A la hora de defender una postura en un debate considero que casi más importante que la postura en sí son los argumentos sobre los que su defensa se sostiene. Es decir, se puede tener un posicionamiento positivo y, sin embargo, defenderlo de manera pobre o errada. O viceversa. Un ejemplo que siempre se me viene a la cabeza a este respecto es algo que ocurrió cuando murió el socialista Pedro Zerolo. Entonces, se hizo viral un vídeo en el que un presentador televisivo conversaba por teléfono con un sacerdote. Ambos dejaban clara su sensibilidad franquista. Mientras que el cura afirmaba que la muerte de Zerolo era un castigo divino debido a su condición sexual y su contribución en la consecución del matrimonio igualitario en España, el presentador declaraba que le daba más pena la muerte de un perro que la del socialista. La unanimidad en la condena a estas palabras fue, felizmente, la reacción más leída en redes. Sin embargo, recuerdo que no estuve de acuerdo en los argumentos que sostenían quienes conmigo coincidían en la repulsa hacia esos dos bichos.

Más leña al fuego

De diferente color político son las personas que, de manera privada, le han manifestado a mi amigo y compañero de partido, Mohamed Faitah, su apoyo y solidaridad tras hacer públicas las amenazas de muerte sufridas a raíz de su defensa del colectivo de los MENA. El gesto, qué duda...

El debate ideológico sobre las navieras

Hace unos días, un integrante de Ciudadanos me recriminó en un debate las, a su parecer, duras condiciones que puso Podemos para votar a favor de Pedro Sánchez en la fallida investidura tras el 20 de diciembre de 2015. Le contesté que para dar cheques en blanco ya estaba su partido. Desde la afirmación por parte del Partido Popular de que el acuerdo con los de Rivera constituía “un plato de lentejas” que en ningún caso estaban dispuestos a tragarse, hasta llegar al anuncio de la aprobación de los presupuestos de Rajoy, pasando por el presidente de Murcia o el voto naranja en contra de derogar un impuesto al sol que siempre dijeron que había que eliminar, Ciudadanos está dejando más que claro que no tienen un modelo diferente al Partido Popular. Son y siempre fueron los mismos.

MENA

El asesinato del joven marroquí Ibrahim Arraoui el pasado viernes en nuestras calles vuelve a situar en el centro de la actualidad local dos temas ligados entre sí: la evidente sensación de inseguridad ciudadana y la criminalización de un colectivo, el de los MENA, al que, de manera cada vez menos velada, se señala como culpable absoluto de lo primero, lo que significaría dar por sentado que un par de centenares de chavales poseen la capacidad de tener en jaque a toda una ciudad de 85.000 habitantes, con sus policías y sus jueces.

Despolitización contra politización

La clase media siempre ha sido un concepto más subjetivo que objetivo. Alguien puede considerarse clase media ganando 700 euros, ganando 3000, trabajando de camarero, estudiando o ejerciendo de abogado o arquitecto.

Usted lo sabe, señor Vivas

- Al principio de 'Las venas abiertas de América Latina', Eduardo Galeano nos dice que “la división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder”.

Pablo e Íñigo: el debate

- Cuando tuve que subir a la capital hace un par de meses para estar presente en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, un amigo me recomendó, por aquello de no entrar en nada que pudiera ser perjudicial para los intereses de nuestro territorio, que no se me notara mi 'pablismo'.